miércoles, 8 de noviembre de 2017

Provincia de Huelva

VISITA A LA PROVINCIA DE HUELVA
 
 
 
6 de mayo, después de pernoctar en el Parking Central área de autocaravanas de Córdoba, nos marchamos dirección Santa Olalla del Cala, primero de los destinos de la visita a la provincia de Huelva. 
 
Nuestro recorrido sería Córdoba, Sevilla, Santa Olalla del Cala, Zufre, Aracena, Jabugo, Cortegana, Aroche, Rosal de la Frontera, cabezas Rubias, Minas de Rio Tinto, Valverde del Camino, Alosno, Puebla de Guzmán, Sanlucar de Guadiana, Isla Cristina, Palos de la Frontera y Huelva.
 
 

 
 
A las 14,45 hicimos la entrada en Santa Olalla del Cala, según la dirección que traíamos desde Sevilla justo al entrar, nos encontramos con un par de restaurantes a la derecha y a la izquierda un par de fabricas de embutidos.
 
 
Entrada a Santa Olalla del Cala
 
Como era la hora del almuerzo, decidimos entrar en el Restaurante Aurelio, allí almorzamos sin pena ni gloria, un almuerzo normalito. Terminado este, justo en frente nos dirigimos a Olalla Ibérica, fabrica de embutidos, compramos varios tipos de embutidos, de todo un poco, para los días venideros.
 
 
Olalla Ibérica
 
Terminada la compra nos dedicamos a conocer un poco el pueblo, con algo de dificultad y procurando no meter la pata, preguntabamos a los vecinos, conseguimos llegar y aparcar nuestra autocaravana muy cerca de la Ermita de Santa Olalla que está junto al Castillo de Santa Olalla.
 
 
Ermita y Castillo de Santa Olalla
 
Sobre las 19 horas estábamos bajo las murallas del Castillo, preguntamos a los vecinos y nos dijeron que es visitable pero las llaves había que pedirlas en el Ayuntamiento.
 
 
Castillo de Santa Olalla
 
Por horario para nosotros ya era imposible así que nos conformamos con visitar sus murallas y disfrutar de las magnificas vistas que desde sus murallas se aprecian.
 
 
Vistas desde las fachadas del Castillo
 
Pasado un buen rato y después de sacar las fotos correspondientes, nos marchamos al siguiente destino que esta a 16 km. la localidad de Zufre.
 

Subida al pueblo de Zufre
 
Llegamos sobre la 20,30 horas y para entrar en el pueblo de Zufre nos encontramos con una subida empedrada corta pero muy empinada, Nieves se puso nerviosa y me decía que diéramos la vuelta y que no lo intentáramos.
 
 
Buscamos acomodo para nuestra autocaravana
 
Yo que soy más atrevido decidí continuar e intentarlo y arriesgarme, la subida era ancha y al estar empedrada la autocaravana respondía bien, por lo que me animó a llegar a la parte más alta.
 
 
El emplazamiento de la autocaravana nos proporcionaba este espectáculo
 
Una vez allí, comenzaba la estrechez de las callejuelas, a mano derecha existe un pequeño parking pero el acceso es a través de una calle algo estrecha, así que desistí y no lo intenté.
 
 
Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción
 
Di la vuelta en la parte más ancha y pude girar para volver, justo a la izquierda hay un hueco con un entrada cerrada al trafico, y allí maniobre metí la autocaravana de culo y mirando hacia abajo, como tenia un poco de desnivel, coloque los calzos y la estabilicé lo más recta posible.
 
 
Ayuntamiento
 
Viendo que allí no estorbaba lo más mínimo, cerramos la misma y después de disfrutar de las magnificas vista que nos proporcionaba en emplazamiento, nos marchamos a visitar el pueblo, quedaba poco tiempo de luz, por lo que no perdimos tiempo y manos a la obra.
 
 
Calles empinada y estrechas
 
Como es un pueblo pequeño nos dio tiempo de visitar algunas de sus calles y sus construcciones.
 
 
Ermita de San Sebastián
 
Visitamos las fachadas de Plaza de la Iglesia, El Ayuntamiento, La Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción La Ermita San Sebastián entre otros paseando por calles empinadas y algo estrechas que no tenia ni trafico rodado.
 
 
Calles empinada y estrechas
 
Llego la noche y llegamos a la autocaravana, cansados pero con la sensación de haber aprovechado el día al máximo.
 
Desplegamos las cortinas de la autocaravana y al mismo tiempo que cenábamos disfrutábamos de las vistas que proporcionaba  La Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción toda iluminada, además de cero ruidos, lo que presagiaba una noche magnifica, como así fue.
 
 
 Hora de la cena, ni en el mejor hotel se disfruta de esto, este mundo de las autocaravanas proporciona estas panorámicas.
 
 
7 de mayo, Después de una noche magnifica, salimos a nuestro siguiente destino, este era Aracena, buscamos aparcamiento donde dejar nuestra autocaravana y encontramos uno muy amplio y bastante céntrico donde había otras aparcadas.
 
La dejamos aparcada y buscamos donde desayunar, nos marchamos dirección La Gruta de las Maravillas, y la Oficina de Información de Turismo de la misma.

Poco antes de llegar encontramos el El Café Bar Joaquinito entramos y pedimos café y unas tostadas con jamón de la zona, nos pusieron unas rebanadas de pan de pueblo bien cargado de jamón, que quitaban el hipo.


El desayuno

Justo al lado estaba la Oficina de Turismo de la Gruta, entramos en la oficina y sacamos las entradas, mientras hacíamos hora para entrar, visitamos unas tiendas que están justo al lado de artículos de recuerdo de la Gruta y otros suvenir del lugar.

Entramos en la gruta, éramos unas veinte personas las que formábamos el grupo, lo mejor corto y pego un poco de información de Gruta.

Bajo el Cerro del Castillo se ha originado esta cavidad que presenta un desarrollo horizontal con tres niveles superpuestos, que conforman 2.230 m. de galerías.

La Gruta de las Maravillas es una cavidad originada por la acción de las aguas sobre las calizas y mármoles del Cámbrico (más de 500 millones de años de antigüedad.

El recorrido permite visitar 1.200 metros, distribuidos en dos niveles diferentes. Se realiza la visita en grupos acompañados por un guía, en casi una hora. El recorrido comienza por la Sala de las Conchas y prosigue por los Brillantes.
 
 
Gruta de las Maravillas (Aracena)

Como dice el nombre de la Gruta, es una maravilla y merece la pena su visita, terminada la visita y como nos daba tiempo antes del almuerzo, como no estábamos lejos decidimos subir a pie al Castillo de Aracena y su Iglesia Prioral que se ubica en el mismo lugar.
 

Iglesia Prioral


Subimos dando un paseo y localizamos al guía que estaba finalizando la visita anterior, nos pidió que esperásemos como 15 minutos que comenzaba la siguiente visita y así lo hicimos.
 
 
Iglesia Prioral
 
Llego la hora de la visita  y junto a otros turistas que coincidieron con nosotros comenzamos la visita la Iglesia (Muy bonita) y a continuación fuimos a visitar el Castillo, de él queda bien poco solo unos restos de sus murallas y poco más, eso sí la vistas desde su ubicación son una pasada.
 


Ruinas del Castillo (Aracena)
 
Terminamos la visita a la hora del almuerzo, y como nos dejó tan buen sabor de boca el desayuno en El Café Bar Joaquinito, decidimos almorzar allí.
 
 
Ruinas del Castillo (Aracena)
 
Había un cartel que anunciaba  una parrillada ibérica a la braza para dos personas, esta estaba compuesta de: Presa de paletilla, Pluma ibérica, Secreto ibérico, Solomillo ibérico, Panceta ibérica, Chorizo jabuguito, Punta de costilla y Churrasco, todo un deleite para el paladar.
 

 
Degustamos la Parrillada Ibérica
 
Nos costo acabar con la parrillada, no recuerdo si pudimos acabar con todo, terminamos con la parrillada los postres y el cafecito y dando un paseo nos marchamos dirección El Museo del Jamón.
 
 
Museo del Jamón (Aracena)
 
El museo se distribuye en siete salas de forma  que se va descubriendo al verdadero protagonista, que no es otro que el Cerdo Ibérico. Irás conociendo el proceso de crianza, su vida en la dehesa, su alimentación, la matanza tradicional e industrial, el proceso de curación y elaboración, así como el proceso de maduración en bodega.
 
 
Museo del Jamón (Aracena)
 
Todo ello de forma amena y didáctica a través de medios audiovisuales, los paneles y proyecciones que darán soporte a todo el proceso.

Conviene resaltar que en el Museo del Jamón se encuentra la exposición “JAMONES DEL MUNDO”.
 
 
Jamones de diferentes sitios, este es de Portugal
 
Las personas que visiten el Museo, podrán disfrutar viendo jamones traídos de diferentes partes del mundo, así como de toda su información.

Sobre las 18 horas dimos por acabada la visita y  nos dirigimos al aparcamiento,  descansamos un rato, y con la ayuda del navegador Sygic  preparamos el siguiente destino que era Cortegana, nuestra intención era pasar la noche y por la  mañana visitar su castillo.
 
 
Al llegar a Cortegana estaba lloviendo
 
Cortegana  está a 29 km. así que salimos y un poco antes de llegar comenzó a llover, llegamos sobre las 20 horas, entramos en el pueblo buscamos aparcamiento, después de varias vueltas, dimos con un lugar que nos pareció seguro y tranquilo, junto al Bazar Xinya, pica sobre el nombre que es el enlace del lugar.
 
Preguntamos a los vecinos y nos dijeron que la zona era tranquila, que no habría problemas, una vez acomodados comenzó a llover con mucha intensidad, acompañado de un fuerte viento, que incluso en algunas rachas movía un poco la autocaravana.

Tuvimos una noche  tranquila a pesar del ruido de la lluvia que en momento seguía cayendo con cierta intensidad, que a pesar de todo fue agradable.
 
 
Aparcamos y pernoctamos frente al Bazar Xynya
 
8 de mayo, amaneció y el día seguía con amenaza  de lluvia, la tormenta había pasado aunque continuaba lloviendo de forma esporádica, y cuando lo hacia era con cierta intensidad.
 
Salimos a desayunar a una cafetería de la misma plaza donde estábamos aparcados y luego subimos a la autocaravana y nos fuimos a un pequeño aparcamiento junto al Castillo de Cortegana.
 
 
 
Allí acomodamos la autocaravana y entramos al Castillo, evidentemente sacamos las entradas, creo recordar que eran tres euros por  persona sin guía.


Castillo de Cortegana
 
El castillo es pequeño, por lo que su visita es breve, también a nosotros nos condicionó que cuando salíamos al patio llovía con intensidad y no nos dejaba disfrutar con tranquilidad de la visita.
 
 
Castillo de Cortegana
 
Está bien conservado y desde su ubicación tiene unas vistas magnificas, a pesar de las dificultades pudimos sacar algunas fotos de recuerdo.

 
 Castillo de Cortegana
 
Un poco de corta y pega
 
Nada se sabe con precisión sobre el origen del Castillo de Cortegana. Ni las escasas fuentes escritas conocidas ni la intervención arqueológica practicada en el recinto, aportan suficientes datos para poder señalar con certeza la fecha exacta de su fundación.
 
El único testimonio documental referente a su origen es una leyenda oral recogida por Juan de Ledesma en 1633 y, posteriormente, por Rodrigo Caro en 1634, que declara la mítica fundación del castillo por un caballero llamado Pedro Domingo que llegó a Cortegana tras haber caído en desgracia en la Corte, aunque tal narración resulta poco fiable. Más recientemente, se ha venido vinculando su fundación con la figura del rey Sancho IV de Castilla quien, en 1293, autorizó al concejo de la ciudad de Sevilla a construir cierto número de castillos para la defensa de su alfoz.

 
 Castillo de Cortegana
 
La visita acabó a la 14 horas, montamos en la autocaravana y nos marchamos a Aroche, a 23 km., aunque era la hora del almuerzo como eran pocos kilómetros y no teníamos hambre decidimos marchar.
 
 
Visita a (Aroche) 
 
El motivo de ir a Aroche era conocer su Castillo que tiene la particularidad  de tener una plaza de toros en su interior.

 
 Visita a (Aroche)
 
Nos buscamos la vida (como se suele decir) y a la entrada del pueblo pudimos aparcar la autocaravana, claro siempre preguntando a los vecinos par no tener problemas.

 
 Visita al Castillo de  (Aroche)
 
También como no, preguntamos donde podíamos almorzar y nos marchamos buscando el local aconsejado.


 Visita al Castillo de  (Aroche)
 
Después de dar cumplimiento al almuerzo tomar unos cafecitos y descansar un poco, decidimos  visitar el Castillo de Aroche.

 
 Visita al Castillo y su plaza de toros (Aroche)
 
El día continuaba con amenaza de lluvia y algo fresco, pero aun así nos pusimos manos a la obra e hicimos un buen reportaje fotográfico.

 
 Visita al Castillo y su plaza de toros (Aroche)
 
El Castillo tiene una habitación en la entrada y un pequeño jardín y poco más pudimos ver,  lo interesante está en la curiosidad de encontrar allí una plaza de toros, además de como suele ocurrir en todos los castillos por su enclave, las vistas que se aprecian desde él es parte de lo interesante a visitar.
 
 
Vista de Aroche desde el Castillo
 
Un poco de corta y pega
 
Castillo de Aroche es un castillo almohade construido a finales del s. XI y principios del XII, coronando el cerro donde se ubica el núcleo urbano de Aroche, en Huelva.
Dentro del recinto amurallado existe una plaza de toros edificada en 1804. La entrada actual a la fortaleza data del s. XVIII, con un arco de medio punto y marcada por un pináculo de factura barroca sobre la coronación de la muralla.
 
El Castillo de Aroche, siguiendo el modelo de fortalezas islámicas de la provincia, atiende a un cuadribugium, cuya planta es rectangular, con diez torres, cuatro de ellas en los ángulos y seis más entre los lienzos de muralla. Estas torres son de planta cuadrada o rectangular.
 
La fortaleza conserva una puerta de acceso directo que podría corresponder con la primera fase de construcción del castillo, localizada en el flanco Sur; se trata de la llamada "Puerta de la Reina".

 
 Plaza de toros del Castillo de Aroche
 
Acabamos la visita del Castillo de Aroche sobre las 18 horas, y luego nos marchamos dirección Jabugo unos 40 km. aproximadamente, pasamos por la localidad del (El Repilado) donde tiene mi amigo Maximiliano Portes su fabrica de Jamones y embutidos. (Maximiliano Jabugo)
 
 
El protagonista (El Cerdo Ibérico) 
 
Paramos un momento y sacamos unas fotos de la fachada de su fabrica, estaba cerrada en esos momentos porque era domingo, llovía con cierta intensidad y continuamos dirección Jabugo.

 
Fabrica de embutidos de mi amigo Maximiliano Portes, en el Repilado
 
Una vez en Jabugo después de dar una vuelta por sus calles, acabamos aparcando junto a la (Bodega Cinco Jotas).
 
 
Entramos en Jabugo
 
Eran las 19 horas y en la zona se olía el peculiar olor a jamones por toda la calle, dejamos la autocaravana y nos dedicamos el resto de la tarde a visitar el pueblo, estuvimos junto a la Iglesia de San Miguel Arcánjel, el Ayuntamiento, La Plaza del Jamón y el monumento al Maestro Jamonero entre otros.

 
Al fondo la Iglesia de San Miguel 
 
También estuvimos visitando el edificio emblemático de la ciudad, como es el edificio del El Tiro Pichón.
 
 
Al fondo el Ayuntamiento
 
Visitamos algunas de las muchas tiendas de embutidos que allí existen y compramos algunas piezas, dejando pendiente para el día siguiente seguir viendo otras tiendas para comprar algunos embutidos más.

 
 Calles  de Jabugo
 
Cansados, regresamos a la autocaravana nos pusimos cómodos, ducha, cena y a descansar, la noche fue tranquila a pesar de estar aparcados en una calle, no pasó ningún vehículo, tranquilidad total.
 
 
 Al fondo aparcamos y pernoctamos
 
 9 de mayo, después de una noche apacible, nos levantamos más bien tarde y luego buscamos donde desayunar, como es natural con tostadas y Jamón, como no podía ser de otra manera.

Luego el resto de la mañana la empleamos en visitar las tiendas que existen frente a la (Bodega Cinco Jotas).


De compras en Jabugo

Compramos varios embutidos, Salchichones, Chorizos, Morcillas y algo de Jamón, en fin, un surtido para regalar y para los días que nos quedaban de vacaciones.



De compras en Jabugo

Las tiendas eran espectaculares y todo se nos metía por los ojos, claro está que no lo podías comprar todo, eran muchas referencias.

Compramos un poco en cada una de las tiendas que visitamos, la verdad es que te quedas con las ganas de cargar la autocaravana, pero hay que tener muchos euros y muy buenos estomagos.





De compras en Jabugo

No recuerdo donde almorzamos ese día, no tengo fotos que me hagan recordar, lo cierto es, que a las 16 horas estábamos en camino al siguiente destino Minas de Riotinto.


Camino a Riotinto

La tarde estaba lluviosa y muy oscura, con la ayuda del navegador llegamos a las mismas puertas del Museo Minero, afortunadamente había sitio y aparcamos, como digo en la misma puerta.


Camino a Riotinto

Pasamos al interior y sacamos las entradas para el día siguiente, donde podríamos realizar, un viaje en ferrocarril diferente, adentrarnos en una mina, visitar una autentica casa victoriana y conocer la historia de una comarca completamente transformada por la actividad minera desde un museo.


Aparcamos a las puestas del Museo Minero

Como no puede ser de otra manera le comentamos al señor que nos vendió las entradas, si podíamos pernoctar y dejar la autocaravana allí aparcada, este nos dijo que sin problemas y fue así.

El resto de la tarde, como el día estaba tan desapacible y además hacia fresco, decidimos quedarnos en la autocaravana a descansar, ver un poco de tv. además de seguir recopilando información a través de Internet, para los días siguientes.


Tarde noche de relax

La noche fue muy tranquila, la calle no era lugar de paso, apenas pasaron vehículos, total fue perfecto.


10 de mayo, a las 9,00 de la mañana ya estábamos levantados y buscando donde desayunar, el día tenia pinta de ser intenso, pues la visita al Museo comenzaba a las 10,30, y ya era un no parar.

 
Había que coger fuerzas para un días intenso

Un poco de corta y pega

MUSEO MINERO DE RIOTINTO “ERNEST LLUCH”.
 
5000 años de Historia de la Minería.
Edificio que albergó el hospital de la empresa Río Tinto Company Limited, compañía británica que explotó las minas entre 1873 hasta 1954 y está situado en la colina sur de El Valle (Minas de Riotinto Huelva). El edificio original del Hospital fue proyectado por el arquitecto británico R.H. Morgan en 1925. Consiste en un edificio de cuatro cuerpos paralelos unidos por una pasillo central que los cruza por su parte central con cubierta a dos y cuatros aguas mediante teja plana de tipo inglés. El hospital fue terminado de construir e inaugurado en el año 1927 con un gasto de 23.720 £           ( 779,743,70 Ptas. de la época ). Siendo su función la atención sanitaria de los empleados de la Río Tinto Company Limited, tanto personal británico como  español e incluso aquellas personas residentes en la zona sin relación con la compañía británica que no tenían medios para costearse su propia sanidad las llamadas “camas de gracia”.


Museo Minero Riotinto

En 1965 fue ampliado con nuevas salas. Posteriormente, uno de los cuerpos del edificio original fue segregado del resto y convertido en el centro de salud que hoy se encuentra junto al museo. Desde finales de la década de los 80 Fundación Río Tinto acomete un proyecto de recuperación del antiguo hospital siguiendo las directrices de la arquitectura inglesa original, con el objeto de albergar los depósitos arqueológicos e históricos generados por los 5.000 años de explotación minera en la comarca. En 1992 este edificio vuelve a abrir sus puertas con una nueva función, ser la sede del Museo Minero.


Museo Minero Riotinto

El Museo Minero, centro de interpretación del Parque Minero de Riotinto, está gestionado por Fundación Río Tinto para el Estudio de la Minería y de la Metalurgia. Institución Cultural privada, sin ánimo de lucro y de carácter permanente, que tiene como fin la conservación y restauración del Patrimonio Histórico-Minero de la Comarca Minera de Riotinto, así como el fomento de alternativas de empleo para el sector minero y la explotación turística de la zona. Prueba de su labor son diversos galardones y premios entre los que destacan el Premio HENRY FORD a la Conservación del Patrimonio
(1998) y el Premio de Patrimonio Cultural de la Unión Europea EUROPA NOSTRA (2003).


Museo Minero Riotinto

El actual nombre del Museo es debido que el primer presidente de Fundación Río Tinto fue Ernest Lluch de 1988 hasta 1991, cuando pasó a formar parte del patronato de la misma. Tras su asesinato a manos de la banda terrorista ETA (21/11/2000) el día 3 de mayo de 2001 se le puso su nombre al Museo Minero y a la plaza donde éste se ubica.

El Museo Minero cuenta con una superficie expositiva de 1800 m2, 8 espacios expositivos, en los que se incluye  la Reproducción de Mina Romana y la Sección Etnográfica, Casa nº 21 de Barrio Inglés de  Bella Vista.

En la exposición permanente se presenta, en primer lugar, el proyecto y la línea de trabajo llevada a cabo por esta Fundación, para luego pasar a realizar un recorrido por las características medioambientales y geológicas de la comarca antes de adentrarnos en la historia de esta región, siempre en relación con la explotación de sus recursos mineros. Innumerables piezas en relación con la minería y la metalurgia de todos los tiempos, así otras piezas de arqueología industrial tan emblemáticas como el vagón del Maharajá, el vagón en vía estrecha más lujoso del mundo, construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a Riotinto para una visita de Alfonso XIII.


Museo Minero Riotinto

El Museo de Riotinto es un resumen en el espacio y en el tiempo de un territorio y una cultura eminentemente mineros.

Terminada la visita al Museo a las 11,30, desde allí salía un coche de la organización y los que teníamos contratada la visita en tren a las minas, teníamos que seguirlo hasta el aparcamiento destinado a tal fin.

Así lo hicimos y desde el aparcamiento se accede a la vía y se coge en tren, montamos y comenzó la visita.


Aparcamiento, montamos en el tren dirección Peña Hierro 
 
Un poco de corta y pega
Ferrocarril Turístico.
 
La Fundación Río Tinto en su afán de salvaguardar el patrimonio histórico minero de la comarca ha recuperado 12 Km. de la antigua línea comercial de Riotinto, en locomotoras y vagones restaurados del parque móvil de la antigua compañía minera se realizan viajes en los que se disfruta de paisajes impactantes como el antiguo polo industrial de la comarca y parajes naturales siempre acompañando el curso del Río Tinto.
Duración de la visita: 1 hora 30 min aproximadamente. 



En el tren dirección Peña Hierro 

A la mitad del recorrido, porque es de ida y vuelta, paramos en Peña de Hierro, accedimos a la Galería Minera y Nacimiento del Río Tinto.


Galería Minera y Nacimiento del Río Tinto

Si el trayecto fue espectacular hasta llegar, a pesar de que durante todo momento estuvo lloviendo, cuando llegamos a través de la Galería Minera a Peña Hierro, fue un espectáculo, que contraste de colores!!.

 
Peña Hierro

Allí estuvo el guía dándonos todo tipo de información, fue muy curiosa e interesante, terminada la explicación regresamos al tren que nos llevaría de nuevo al aparcamiento.


Peña Hierro

No quise sentarme en ningún momento, como pude, me refugie de la lluvia y saque muchas fotos y videos de recuerdo, el recorrido por el rio fue una gozada, los contrastes  de colores de la tierra eran dignos de visualizar.


En el trayecto del tren pudimos contemplar estas bolitas postales

Era todo un espectáculo para la vista y disfrutamos un montón, fue un lugar digno de visitar, valió la pena la visita a Minas de Riotinto.


A pesar del día tan desapacible con la lluvia, era un espectáculo de colorido

Nosotros una vez que bajamos del tren dimos por terminada la visita, aunque teníamos contratada la visita a la Casa 21, desistimos de hacerlo.


A pesar del día tan desapacible con la lluvia, era un espectáculo de colorido

A las 14,30 estábamos montados en nuestra autocaravana preparándonos el almuerzo, y con unas vistas muy chulas frente a nosotros, volvimos a decirnos Nieves y yo, "Que hotel te ofrece esto", el mundo de las autocaravanas tienen estas recompensas.


Almorzamos con estas vistas

Acabado el almuerzo, el cafecito, siesta y yo ver un poco de tv. salimos dirección El Rocío, según nos  acercábamos, por la carretera de servicio de la autovía, se veían los Tractores tirando de las Carretas dirección El Rocío.


Camino del Rocio

Dimos una vuelta por la Aldea del Rocío sin bajar de la autocaravana, más que nada por curiosear y ver el ambiente, pero el día continuaba desapacible y con lluvia, terminamos de dar una vuelta y nos marchamos a nuestro siguiente  destino, Palos de la Frontera.

Llegamos algo tarde, ya había oscurecido, nunca nos gusta llegar de noche a los sitios, pero el día se dio así.


Camino del Rocio

Al final, después de varias vueltas por Palos de la Frontera, ayudados por el Google Maps, conseguimos aparcar en una zona residencial, estábamos aparcados y a una vecina que paseaba con su perro, le preguntamos si el lugar era tranquilo para quedarnos a dormir.

La señora muy amable nos dijo, dormir tranquilos aquí no hay problemas, además mi casa la tenéis en frente, y lo que necesitéis hay estamos. Le dimos las gracias!!, luego nos pusimos cómodos, ducha cena y a dormir.

La noche resulto muy buena sin ruido, pues por allí no solía haber trafico, así que descansamos perfectamente. 


Lugar de pernocta, la lluvia nos acompañó toda la noche


11 de mayo, mañana desapacible fresca y lluviosa, buscamos una cafetería donde desayunar y a pesar de llevar paraguas nos mojamos, caía con bastante  intensidad, luego algo empapados regresamos a la autocaravana, nos cambiamos de ropa y salimos dirección (El Muelle de las Carabelas).

 
Aparcamiento cerca del complejo del Muelle de las Carabelas

Llegamos y muy cerca del complejo existe un aparcamiento gratuito muy amplio, por lo que no tuvimos ningún problema, aparcamos y nos dirigimos al complejo del Muelle de las Carabelas.

Sacamos las entradas y pasamos a visitar el complejo, tuvimos mala fortuna, el acceso a las carabelas estaban cerradas, el motivo era que al estar mojado todo con la lluvia, había peligro de resbalar y por eso cortaron el acceso.


Cerrado el acceso a los barcos

Nos tuvimos que conformar con la visita sin acceso a las carabelas, una pena!!, pero bueno aún así hicimos un buen reportaje fotográfico, el lugar es muy bonito y las carabelas preciosas, las fotos que sacamos eran postales.


Verdaderas postales

También visitamos el Museo interno del complejo, pero lo interesante para nosotros esta fuera, una pena no haber podido subir en las embarcaciones e maginarnos que podrían sentir los navegantes de la época, subidos a estas embarcaciones y aventurarse  a esos viajes épicos.


Verdaderas postales
 
Un poco de corta y pega

En el Muelle de las Carabelas se pueden ver las reproducciones de las tres naves con las que Colón y 90 tripulantes realizaron el primer viaje a América. Además hay proyecciones y atracciones para los más pequeños.

Los ciudadanos de Palos de la Frontera entregaron la Pinta y la Niña como castigo por saquear barcos portugueses en tiempos de paz.

La Niña tomó su nombre de Juan Niño, propietario de la embarcación que sirvió a Colón para su regreso a Palos de la Frontera en 1493.

La Pinta era propiedad de Cristobal Quintero y desde ella se divisó tierra el 12 de octubre de 1492.

La María Galante, renombrada más adelante como Santa María, fue alquilada por Colón a Juan de la Cosa, un armador cántabro. Esta carabela permitía la presencia de 40 tripulantes (entre ellos una docena de marineros vascos) y era la más grande y pesada de las tres. Encalló frente a la isla de La Española y con sus restos construyeron el fuerte de Navidad.


Verdaderas postales
 
Terminamos la visita y nos fuimos a almorzar a un restaurante cercano llamado (Restaurante Plus Ultra), almorzamos a base de pescados, muy bien y a buen precio, en la misma puerta tiene un aparcamiento grande.

Tomamos el postre y café, luego subimos en la autocaravana y Nieves se echó la siesta, mientras que yo veía un poco la televisión, descansamos un poco ya que teníamos otra visita pendiente que era el Monasterio Santa María de la Rábida.


Aparcamos junto al restaurante

Junto al Monasterio existe un gran aparcamiento así que los autocaravanistas no tenemos problemas, Allí dejamos la autocaravana, estaba lloviendo a cantaros!!, como se suele decir.


Aparcamiento junto al Monasterio Santa María de la Rábida

Aun así no desistimos y fuimos a visitar el Monasterio Santa María de la Rábida, llegamos algo mojados, porque soplaba viento fuerte y en el paraguas apenas te podías refugiar, por fin entramos en el Monasterio y sacamos las entradas para visitarlo.

 
Llovía a Cantaros

Nada más entrar te encuentras con un patio cuadrado, es pequeño y esta ajardinado, como estábamos en primavera estaba todo muy verde, muy bien cuidado con sus arbolitos.


 Un pequeño jardín a la entrada

Fuimos visitando las distintas dependencias del Monasterio, donde se exponen una series de pinturas relativas al descubrimiento de América.


Pinturas relativas al descubrimiento de América

También existe en el interior una pequeña Capilla y otro patio interior, luego subimos a la siguiente planta del edificio y seguimos viendo pinturas relacionas con el descubrimiento, así como maquetas de las Carabelas de Cristóbal Colón a buen tamaño.


Pinturas relativas al descubrimiento de América

Aunque el Monasterio no es de grandes dimensiones, echamos un buen rato en la visita, tiene muchas habitaciones con muebles de la época y sobre todo muchas pinturas, resulto entretenido e interesante.


Al fondo la maqueta de una de las Carabelas

Un poco de corta y pega

Desde principios del Siglo XIII los frailes franciscanos han estado presente en este pequeño alcor sobre el estuario en que confluye los ríos Tinto y Odiel, en el término municipal de Palos de la Frontera, Huelva.

Este Convento Franciscano ha sido testigo directo de uno de los hechos más determinantes de la Historia de la Humanidad, como fue el descubrimiento de América.

Entre las paredes de este primitivo eremitorio, se custodia la imagen de Santa María de la Rábida Nuestra Señora de los Milagros, una preciosa imagen de la virgen ante la cual el mismo Cristóbal Colón rezó momentos antes de iniciar su particular cruzada.


Pinturas relativas al descubrimiento de América

Acabamos la visita y nos marchamos a Isla Cristina, cuando llegamos dimos varias vueltas hasta encontrar donde pernoctar, por fortuna encontramos un lugar en un aparcamiento junto a la (Playa Central).


Aparcamiento en la Playa Central

Al principio con mucho ruido y concurrido porque había una pequeña concentración de moteros, pero no dieron apenas la lata y pronto se retiraron a su lugar de descanso.

Nos pusimos ropa cómoda y cenamos sin apenas ruido, de vez en cuando algunos clientes del Restaurante Océano Playa aparecían por el lugar, pero una vez que cerro el restaurante, tranquilidad total.


Playa Central
 
Pasamos una noche tranquila y por la mañana nada más levantarnos no fuimos a desayunar al Restaurante Océano Playa, terminamos el desayuno y nos marchamos a Sanlúcar de Barrameda, dando por finalizado nuestro recorrido por la Provincia de Huelva.

 
Cogemos fuerzas y nos dirigimos a Sanlúcar de Barrameda

Que como todas las provincias españolas tienen sus peculiaridades, una magnifica gastronomía y una cultura extraordinaria.

Así que seguíamos de vacaciones dirección Sanlúcar de Barrameda, pero esa es otra historia que también contaré aquí en mi blog.