miércoles, 3 de octubre de 2012

2012 Visita al País Vasco y Cantabria




2012 
Visita al País Vasco y Cantabria


Desde el Monte Igueldo
Al fondo la Playa de la Concha (San Sebastián)

Introducción:

Como en años anteriores me dispongo a relatar nuestro viaje en autocaravana realizado en 2012, comentar que este año vamos solos, no nos pusimos de acuerdo mi amigo José Carlos y yo ni en destinos ni en fechas, una pena, pero que le vamos a hacer, a ver si el próximo año hay más suerte, la que si nos acompaña este año es nuestra hija Rocío.

En un principio teníamos varios destinos para este año, pero al final decidimos viajar en primer lugar al País Vasco porque todas las referencias recopiladas son muy buenas, en el sentido paisajístico, gastronómico, la amabilidad de sus gentes, también porque a los que viajamos en autocaravanas nos tratan bien, y porque no decirlo la bonanza política que vivimos en estos momentos. 


También de paso y al estar unidas las comunidades de País Vasco y Cantabria, visitábamos la comunidad de Cantabria, pues esta no desmerece en nada al País Vasco, en los sentidos antes reseñados.



Playa de Laredo (Cantabria)

El 15 de agosto salimos de Ceuta – Algeciras y continuamos hasta Málaga, allí hicimos la primera parada, como el año anterior deje a mi suegra “La Mamaita”, como cariñosamente la llaman sus nietos, en casa de su hija Julia para pasar una temporada con ellos. 

Después de estar como una hora de charla y despedidas salimos dirección Madrid, con la intención de llegar hasta Nuevalos, (Zaragoza), para pasar la noche en el aparcamiento a la entrada del complejo Turístico Monasterio de Piedra.


En Málaga despidiéndonos de la abuela 

Antes de llegar a Jaén, en un área de servicio paramos para almorzar en nuestra Ac., era temprano sobre la una y media del medio día, pero como estábamos levantados desde muy temprano, pues tuvimos que salir en el barco de las seis de la madrugada desde Ceuta, nuestros estómagos así lo demandaban. 




La Frontera carretera Granada - Jaén

Una vez almorzados y sin apenas descanso, nos pusimos en marcha puesto que nuestra intención era hacer cerca de los 850 km. en esta jornada, continuamos atravesamos los túneles nuevos de Despeñaperos, extraordinarios por cierto, y muy bien iluminados. 

Cerca de Madrid hicimos otra parada para tomar café, después cogimos por la M50 dirección Zaragoza, fue una gozada pasamos por Madrid sin apenas enterarnos.


La Cabaña del Serrano Carretera Jaén - Madrid

La noche se nos venía encima y veíamos que no llegábamos al destino que pretendíamos, además de noche no nos gusta llegar a ningún sitio, preferimos llegar siempre de día antes de quedarnos a dormir en un sitio desconocido, en ese sentido somos precavidos.
 

Llamé a mi amigo José Carlos y este me indicó, que saliendo de Madrid dirección Zaragoza en el km. 103 tenía un área de Servicio de 24 horas que probase allí, como íbamos en la misma dirección le echaremos un vistazo le dije.

Llegamos al área de servicio 103, así se llama, eran cerca de las 21 horas y nos quedaban hasta Nuevalos 120 km., no nos daba tiempo llegar con luz, tuvimos de desistir y más cuando vinos que el lugar era perfecto para pasar la noche.  


Área de Servicio 103, carretera Madrid - Zaragoza

Aparcamos frente a la cafetería, antes de nada le pregunte a uno de los empleados si podíamos quedarnos en el lugar donde estábamos aparcados, y si el lugar era seguro, este me contesto que estuviésemos tranquilos en ambos sentidos.
Nos acomodamos en el lugar para pasar la noche, nos pusimos cómodos nos dimos una duchita y cenamos con productos de nuestra tierra, la noche que resulto ser muy tranquila en ruidos, y no pasamos calor. 



Amanecer en el Área 103

16 de agosto área de servicio 103, después de desayunar en el área, por cierto muy bien, con unos bocadillos de tortilla, dulces y cafecito, partimos dirección Nuevalos. 

Elegimos este itinerario porque de camino al País Vasco, visitábamos el complejo  Turístico Monasterio de Piedra. 

Llegamos sobre las 12 de medio día, el entorno hasta llegar está impregnado  de bonitos paisajes.



Desayuno en el área de servicio

Una vez en el complejo aparcamos nuestra Ac. en un amplio aparcamiento a la derecha sin asfaltar, acompañados por otras Ac. y numerosos turismos, luego visitamos el Hotel Monasterio, nos hicimos unas fotos de recuerdo y nos dirigimos al complejo.


 

Parking Complejo Turístico Monasterio de Piedra 
 



Hotel Monasterio de Piedra 

Sacamos la entrada, un poco caras para mi gusto 13,50 euros por persona y entramos en el recinto para pasear por él, nosotros tardamos sobre dos horas en el recorrido,
El calor apretaba pues en la península teníamos una ola de calor, y por la zona las predicciones eran cercana a los 36º centígrados, cuando salíamos de la parte arbolada y fresca gracias a las innumerables cascadas, no se podía estar.


Complejo Turístico Monasterio de Piedra 

Una vez terminada la visita quedamos contentos, el lugar valió la pena, hicimos infinidad de fotos y videos, a veces costaba trabajo buscar un buen plano por la cantidad de gente que como nosotros visitaban en complejo (Overbooking), como todo lo que visitas en pleno agosto.


Complejo Turístico Monasterio de Piedra 

Luego en el parking tuvimos la suerte te estar bajo un árbol que nos daba cobijo y sombra, abrimos las ventanas y las claraboyas, menos mal que corría un poco de aire y ayudaba a paliar el calor, almorzamos, reposamos un poquito y nos dirigimos a Roncesvalles.


Complejo Turístico Monasterio de Piedra 




VÍDEO "Visita al Complejo Turístico del Monasterio de Piedra"

Roncesvalles era nuestro próximo destino para dormir, la información que teníamos es que el pueblo cuenta con un gran aparcamiento asfaltado junto a las construcciones allí existentes.


Estación de Servicio cerca del cruce con Ricla

De camino a Roncesvalles y antes de llegar al cruce de (Ricla), paramos en una estación de servicio, donde fuimos atendidos sin problemas en nuestros requerimientos, vaciamos las aguas negras, grises y llenamos el depósito de agua limpia, por supuesto luego le eche 50 euros de gasóleo.


Área de descanso de carretera 

Continuamos dirección “Ricla”, luego el Gps. nos llevó hasta la autovía donde hicimos una parada para tomar un refresco, fumarnos un cigarrito y estirar las piernas.


Pasando por la localidad de Burguete

Luego seguimos dirección Roncesvalles, el Tomtom nos jugó una mala pasada, “suele pasar”, metiéndonos por carreteras poco transitadas, estrechas y a veces con mal firme, (carretera de montaña), en los que se intercalaban paisajes bonitos y otros que no lo eran.


Llegamos a Roncesvalles 

Por fin salimos de la mala carretera, Roncesvalles estaba cerca, los recuerdos volvían a mi cabeza porque esta sería la tercera vez que visitaba esta localidad. 
La primera vez fue en 1994 cuando realicé con unos amigos una ruta en bicicleta de montaña, comenzando en el Puerto de Ibañeta y terminando es Esterri d'aneu (Lleida),  y la segunda en 2004 que con diferentes amigos hicimos el Camino de Santiago.


Roncesvalles 

Antes de llegar tuvimos que atravesar la localidad de Burguete, pueblo muy pequeño con una carretera muy estrecha, nos encontramos con un camión de frente y nos vimos obligados a dar marcha atrás, pudimos entrar en uno de los pocos espacios libres que tiene en el sentido de la marcha, y así poder darle paso al camión.


Parking en Roncesvalles 

Salvado el atasco, salimos de Burguete y como a unos tres kilómetros llegamos a Roncesvalles, sin perder tiempo aparcamos y nos marchamos a la iglesia para escuchar la (Misa del Peregrino) esta comienza a las 20,00 horas, llegamos con el tiempo justo.


Misa del Peregrino (Roncesvalles)

Una vez acabada la misa nos dimos una vuelta y cuando decidimos cenar en el restaurante Casa Sabina, estaba completo, el camarero nos indicó que antes de las 22 horas tendría plazas libres. "Era la hora en la que los peregrinos debían estar recogidos en el albergue", nos sentamos en la terraza pedimos unas cervezas para hacer hora.


Restaurante Casa Sabina (Roncesvalles)

Nuestra intención era tomar la típica (Cena del Peregrino), nosotros pedimos puré de verduras y trucha con patatas regado con vino de la zona y de postre arroz con leche y fruta del tiempo, acabada la cena marchamos al aparcamiento, cuando estábamos llegando aparecieron dos Ac. y aparcaron al lado nuestro, el lugar tranquilo y la temperatura estupenda presagio de pasar una noche placida.  





Cena del Peregrino 


17 de agosto Roncesvalles, como era de esperar la noche fue tranquila, ni un solo ruido en toda la noche y la temperatura estupenda, nos tuvimos que tapar con una sabana. 
Sobre las nueve de la mañana estábamos levantados,  comienzo a asearme me doy cuenta que no funciona el motor de presión de agua, el interruptor estaba desconectado, lo conecto abro el grifo y salta el automático, vuelvo al cuadro de mandos y me doy cuenta que el marcador de batería del habitáculo está completamente a cero, esta no da más de sí, ya venia avisando y  la estaba apurándo, pensé que momento más inoportuno.

 

Roncesvalles 

Usando botellas de agua nos pudimos lavar la cara  y asearnos un poco, nos fuimos a desayunar a Casa Sabina con la preocupación de la dichosa batería, acabado el desayuno le conté al dueño del establecimiento el problema que tenía, este me indicó dos talleres cercanos donde las vendían, y que si no la tenían la pedían y en un par de horas estaban en el taller.





Al fondo el Albergue de Roncesvalles 

 
La distancia hasta el taller fue de seis kilómetros, tuvimos la fortuna que la tenían del mismo amperaje, aunque no las tenían de Gel como la mía solo de plomo, decidí ponérsela y salir del paso, para así continuar con la ruta prevista, “comentar que el rendimiento de la batería para mí es igual que sea de Gel como de Plomo, o al menos no note diferencias, y hasta la fecha ahí está dando buen rendimiento”.




Roncesvalles 

Salimos del taller dirección Puerto de Ibañeta, estaba a muy poca distancia pasando de nuevo por Roncesvalles. Decidí visitar el puerto, porque como dije antes en 1994 hice una ruta en bicicleta de montaña por Pirineos, y  ese fue el punto de partida, por lo tanto el lugar me llenaría de recuerdos.



Puerto de Ibañeta

Continuamos dirección Zugarramurdi y visitar su cueva, entramos en Francia y vimos las indicaciones hacia la cueva, antes llegamos a la población de Zugarramurdi.
 

Al llegar al pueblo nos encontramos con la carretera cortada, estaban en fiestas, había una indicación para atravesarlo, pero en pendiente y estrecha, pensamos “En que lío nos vamos a meter”, al momento tenia vehículos detrás y pitándome, decidí seguir y probar fortuna.




 
Puerto de Ibañeta

 
Nada más subir la rampa, me encuentro con calles estrechas con balcones saliendo de las fachadas, “La cosa se complica pensamos”, continuo, y veo que hay un vehículo aparcado en la calle, este me impide el paso y al final de la calle una curva en 90º y muy estrecha, veo que por ahí no puedo pasar y me quedare atrapado.


Suerte que a mi izquierda veo una pequeña plaza, estaba cortada con unas vallas de las obras, sin pensarlo me bajo y retiro las vallas y meto la cabeza de la Ac. para dejar paso a los vehículos que comenzaban a pitar.



Puerto de Ibañeta

A reglón seguido aparecen unos señores de un restaurante que está en la plaza y me dicen que no podía quitar las vallas, “Oiga la plaza está cortada, estamos en fiestas, por aquí Vd. no puede pasar”, “Pues díganme como salgo de aquí”.


El día anterior también tuvieron problemas con otro atasco, "No tuvimos problemas",  ellos reconocieron que el Ayuntamiento lo había hecho mal cortando la vía principal para atravesar el pueblo.



Entramos en Francia

Retiraron una mesa, sillas y una sombrilla y amablemente nos dejaron entrar en la plaza, esta tenía una salida franca y pudimos salir del pueblo sin más problemas.

Continuamos buscando la Cueva de Zugarramurdi, dimos unas pocas de vueltas, procurando no volver a entrar en el pueblo, “Estábamos locos y no dábamos con ella”, entré en un aparcamiento y pregunté en un restaurante colindante, todos hablaban en francés y nadie me entendía.


Indicaciones a la cueva

Por fin una señora cocinera me entendió un poco y me decía algo así como “ahí, ahí está la indicación”.      

Resulta que la tenía como a unos 25 metros de la Ac. era de piedra y parecía de camuflaje y las letras apenas visibles, estábamos aparcados precisamente al lado de la carretera que daba acceso a la cueva, era en pendiente y el estado del firme daba mucho que desear.



                                                     San Sebastián 


Antes de aventurarme y con el susto en el cuerpo por lo vivido anteriormente, decido preguntar a los señores que venían en el sentido que yo quería ir, paré a varios turismos y todos hablaban en francés, les preguntaba si la carretera me llevaba a la cueva y si estaba transitable, nadie me entendía, "Era desesperante", al fin uno medio me entendió, este me dijo que la carretera no estaba en buenas condiciones sobre todo para la Ac., entonces desistimos de visitar la cueva.


Calle Andrestegi, pernoctamos aquí
 
Almorzamos en el aparcamiento, descansamos un poco y continuamos dirección San Sebastián, el calor apretaba de lo lindo, el aire acondicionado de la Ac. parecía que no funcionaba, tuvimos que parar en un área de descanso, este tenía aruna vuelta por los alrededores para ver el entorno, así dormiríamos más tranquilos, cuando volvimos la calle estaba casi llena, habían llegado más Ac., bueno más tranquilidad para pasar la noche.



                                  Calles cercanas la área de Berio

Entablamos conversación con los propietarios de la Ac. de al lado, resulto que eran catalanes y venían con otro compañero que también estaba junto a nosotros, estuvimos un buen rato charlando, compartiendo impresiones y vivencias de nuestros viajes, hasta que oscureció.

Nos dimos una ducha, nos relajamos y cenamos, a pesar del calor que hizo durante el día las temperatura bajaron y pudimos dormir.



Por el trayecto hasta el Monte Igueldo, vimos unas casas muy bonitas, nos hicimos algunas fotos con estas al fondo, efectivamente el trayecto se nos hizo corto.


Funicular
 
Subimos hasta la parte más alta y allí se estaba celebrando una boda, dando la coincidencia de que a los novios se les estaba dedicando una danza típica Vasca, tuvimos la fortuna de poder gravar parte de la danza con nuestra cámara de vídeo.

Vista de la Playa de la Concha al fondo
 
Terminamos de visitar el complejo del Monte Iguelgo, bajamos de nuevo en el funicular, a poca distancia de allí se encuentra las esculturas del (Peine del Viento), del escultor Eduardo Chillida, muy famosas de esta localidad, aprovechamos para visitarlas y hacernos las fotos de recuerdo.



Baile dedicado a los novios
 

Luego paseamos por un tramo de la Playa de la Concha, era la una y media del medio día y sentimos la necesidad de tomar un refrigerio, nuestro siguiente objetivo era visitar el (Casco Antiguo), y tomar unos pintxos, “famosos en esta localidad”.



El Peine del Viento
 
Entramos en una cafetería pedimos unas cervezas y zumo para la niña con unas tapitas, al camarero le preguntamos como podíamos llegar al Casco Antiguo, porque según el mapa que teníamos estaba al otro lado de la Playa de la Concha, y la distancia se nos antojaba muy lejana.



Tomando unas tapitas
 
El camarero nos indicó, que al lado teníamos una parada de autobuses y que cogiéramos el número 25 nos llevarían hasta el Boulevard Zumardia justo al lado del Casco Antiguo.

 
Cogimos el autobús
 


Mesa decorada con conchas marinas

Al momento vi a la chica de nombre (Eitziber) que hizo la presentación del establecimiento en tv., y ni corto ni perezoso me levante, me dirigí a ella y le comente que la había visto en YouTube, haciendo la presentación de la Cepa, le dije que lo hizo muy bien y que me gusto mucho, hasta el punto de venir desde Ceuta para visitar el Local y tomar unos pinchos en su establecimiento, a ella evidentemente le hizo gracia, le pedí que se hiciera una foto de recuerdo con nosotros y acepto encantada.
Tomando Pintxos en la Cepa 
 
Después estuvo muy atenta con nosotros y a pesar de que el local estaba lleno de gente, nos dedico algunos minutos de conversación, fuimos  invitados a un plato de embutidos y además antes de marcharnos llegó su padre "Joaquin" ella nos lo presentó y le dijo que veníamos desde Ceuta, que entramos en el local al recordar el vídeo de Tv., se mostró también muy amable y simpático, invitándonos a tomar lo que quisiéramos, tomamos un chupito de licor a la salud de todos.


Bonito recuerdo de San Sebastián

Nos despedimos con la satisfacción de encontrar gente buena y cariñosa, y también de llevarnos un bonito recuerdo de nuestro paso por San Sebastián.

Luego continuamos andando hacia el Paseo Nuevo dando la vuelta hasta llegar al Paseo del Muelle.
 
VIDEO (Visita a San Sebastián)
 
19 de agosto San Sebastián, noche tranquila sin apenas ruidos a pesar de estar aparcado en una calle transitada, nos levantamos y sobre las diez  de la mañana estábamos preparados para enfrentarnos a la siguiente jornada de este bonito viaje.


 
Área de autocaravanas de (Berio)

Al estar el área de Berio muy cerca de nosotros, decidimos entrar para vaciar las aguas negras, las grises y llenar el depósito agua limpia, el área estaba a tope y había una cola de tres Ac. que estaban haciendo lo que nosotros pretendíamos.



Área de Berio

La espera se hizo larga puesto que el grifo para llenar el agua limpia tenía muy poca presión y tenía que estar pulsado todo el rato “Un incordio”, pero bueno es lo que hay.


La espera se hizo larga 
 
Llegó nuestro turno, la cola había aumentado, entre los que esperaban se encontraban los catalanes que el día anterior estuvieron aparcados al lado nuestro, acabamos nos despedimos de ellos, luego justo a la salida teníamos una cafetería y aprovechamos para desayunar.



Cafetería frente al área de Berio

Nuestro siguiente punto de visita al País Vasco seria Getaria, la teníamos  una distancia aproximada de 25 km. y hacia allí nos dirigimos, siempre disfrutando de los bonitos paisajes costeros.



Llegando a Getaria 

Poco antes de llegar a Getaria vimos un ambiente fenomenal, la gente se agolpaba al filo de la carretera, desde la perspectiva de la Ac. gracias a su altura, podíamos divisar que se estaba efectuando en el mar una carrera de traineras.




Al fondo carreras de traineras 
 
Una vez en Getaria fuimos a un aparcamiento para autocaravanas, este está a la salida del pueblo, efectivamente allí había varias Ac. aparcamos junto a ellas, el precio un euro por hora.



Aparcamiento en Getaria 
 
Nos dirigimos a pie hasta el puerto, veíamos cada vez más gente y preguntamos que porque tanta gente, nos dijeron que estaban en fiestas, por esa razón estaban las carreras de traineras.



Montando las traineras en los remolques 

Justo cuando llegamos al puerto comenzaban a llegar los remeros con sus traineras, estos las traían a pulso entre unos pocos, y las colocaban en unos remolques acondicionados para ellas.
Desembarco de los remeros
Con este ambiente festivo recorrimos la zona del puerto sacando fotos y vídeos de recuerdo del trasiego de estos esforzados.



Getaria 
 
Luego nos dirigimos al centro del pueblo, donde como es típico en el País Vasco los bares presumen en sus mostradores de sus pintxos, nos animamos a probarlos, tomándonos unas cervezas y unos vermús.



Calles de Getaria 

Terminado el refrigerio y lo pintxos, regresamos a nuestra Ac. nos relajamos un rato y tomamos unos helados de los que llevábamos, sobre la 17 h. seguimos costeando sin rumbo fijo, sin un plan de donde quedarnos a pasar la noche.



De pintxos en Getaria 

Pasamos por las localidades de Zumaia, Deba y Mutriku disfrutando del paisaje costero, sobre las 19 horas pensamos que era hora de buscar el lugar donde pasar la noche, el siguiente pueblo era Ondarroa y miraríamos allí.

Getaria
 
 
VÍDEO (Visita a Getaria)

Entramos en el pueblo de Ondarroa y el Tomtom, nos indicaba un aparcamiento en el puerto, seguimos las indicaciones y efectivamente llegamos a la entrada del aparcamiento, este estaba cerrado y su vigilante nos indicó que diéramos la vuelta, porque al estar el pueblo en fiestas el puerto estaba ocupado por los feriantes.


Ondarroa 
Pensamos que mala pata, que pueblo más bonito para pasar la noche, pues nada continuamos dando vueltas y no vimos otra posibilidad de quedarnos.



Aparcamiento en Ondarroa 
 
Salimos del pueblo y como a un kilómetro desde lo alto de la carretera vimos una explanada con Ac. aparcadas, dimos la vuelta y orientándonos ya sin el Tomtom conseguimos llegar a la explanada.



La ría justo al lado del aparcamiento 

En esta habían unas pocas de Ac. pero no daban el aspecto de estar de paso como nosotros, aparcamos junto a ellas y nos dirigimos al puerto.



Los críos disfrutaban dándose un baño 

Durante el trayecto junto a la ría que dividía el pueblo en dos, unos críos disfrutaban saltando de un gran palo a la ría.


Cerca del puerto de Ondarroa 
Llegamos al puerto y nos cruzamos con una agente local, enseguida me acerque a ella la salude y le explique que estábamos de paso y donde teníamos aparcada la Ac. que si era un lugar seguro, ella nos informo indicándonos que estuviéramos tranquilos, que el lugar y el pueblo en sí eran seguros.

 
Ondarroa

Continuamos con el recorrido por el puerto, nos paramos en una terraza para tomar un aperitivo, las mujeres prefirieron café y unos dulces y yo me tome un Zapito, este consiste en granizada de limón con un poco de ginebra, esta es una bebida que me encanta además muy fácil de beber.


Como el lugar infundía confianza y estábamos en una esquina del aparcamiento sin molestar a nadie, sacamos la mesa y las sillas, la temperatura era agradable así que nos dispusimos a cenar fuera de la Ac. sacamos unos huevos para freír, unos lomos adobados y unos langostinos para ponerlos a la sartén.


 
El menú de la cena 
 
Al final quedo una mesa espectacular, cenamos muy bien y muy tranquilos, luego lo recogimos todo, no dejando ni el más mínimo vestigio de nuestra cena en el lugar, y como estábamos un poco apartados antes de echarnos a dormir cogí y moví la Ac. a un lugar más alumbrado y más centrado del aparcamiento.     


Cruce dirección Lekeitio

20 de agosto Ondarroa, después de una noche placida emprendimos la marca dejando atrás el bonito pueblo de Ondarroa, nuestro siguiente destino era Elantxobe unos 30 kilómetros, sobre las 10,30 de la mañana estábamos desayunando en una cafetería ubicada en un cruce, este indicaba a Lekeitio, población por la que teníamos que pasar antes de llegar a Elantxobe.

 
Camino de Elantxobe
Terminado el desayuno y antes de llegar a Elatxobe pasamos por las poblaciones de Lekeitio, Ispaster, Bedarona, Ea y Elexalde, durante este recorrido pudimos ver infinidad de aficionados ciclistas, hacia un día espectacular, la carretera indicaba (precaución ciclistas) pero a la vez era muy estrecha con subidas y bajadas, alguna que otra curva cerrada, invitaba a la precaución.

 
Elantxobe

Después de una zona arbolada el paisaje se abre, luego giramos a la izquierda y aparece la bonita localidad de Elantxobe, la presentación del pueblo según llegas es espectacular, continuamos en bajada y justo antes de llegar al puerto a la izquierda vinos una zona de aparcamiento con un hueco grande que nos permitió dejar la Ac.  

 
Aparcamos a la entrada 

Antes de cerrar la Ac. bajé y empecé a sacar fotos y vídeos, no tuve paciencia, cuando termine de hacer las fotos entonces me relaje y la cerré, luego ya más tranquilos paseamos por el puerto y poco más, porque el pueblo es muy pequeño además quien subía por esas calles tan empinadas, ahora sí es encantador. 


 Puerto de Elantxobe

Sacamos fotos y vídeos desde todos los ángulos posibles, comprobamos que la marea estaba en bajamar, las marcas en el puerto indicaban que cuando se produce la pleamar sube mucho el nivel del agua, esto nos llamo mucho la atención.



Las edificaciones están escalonadas 

También pudimos ver las construcciones de algunos edificios con cierta altura, estos están construidos en la ladera este de la mole rocosa del Cabo Ogoño.
Curioso es ver su enorme inclinación, con unas calles estrechas y empinadas, las casas parecen formar una escalera que llega hasta la misma orilla. Las vistas desde estas viviendas deben de ser espectaculares.



Edificaciones en la ladera

Luego pudimos ver como en el mismo puerto tienen construida una piscina natural, lo que se deduce es que debe de llenarse con la pleamar, y pudimos contemplar como unos niños disfrutaban dándose un baño.



Piscina
Terminada la visita a Elantxobe, nos dirigimos Sopelana, pretendíamos pernoctar en su camping. Antes de llegar pasamos por las poblaciones de Gernika, Mundaca, Mungia y Elortza.



En plena bajamar




Elantxobe, una bonita población vizcaina

Antes de llegar el Tomtom nos jugó una mala pasada, cuando este nos dice a llegado a su destino, resulta que estábamos en un aparcamiento frente a una empresa de jardinería llamada (Mundo Verde), a las afueras de Sopelana.



Dirección Sopelana 
Entramos a preguntar por el camping de Sopelana y estos nos indican la forma de llegar a él, al mismo tiempo descubrimos que en el lugar venden árboles frutales, memorizamos el lugar para volver con más tiempo, queríamos compra algunos árboles  frutales para sembrarlos en nuestra pequeña parcela de terreno, en Ceuta.



(Mundo verde) Sopelana 
Llegamos a Sopelana, los indicadores nos van llevando hasta el camping, una vez en él aparcamos en la puerta “Espacio muy pequeño”, nos dirigimos a información y nos recibe una chica muy guapa y simpática, esta nos dice que están completos y nos aconseja que continuemos hasta Gorliz, que vallamos al camping de Arrien allí es posible que tengan plazas libres.



Recepción Camping Arrien (Gorliz)
 
Así lo hacemos  pasando antes por Plentzia “Muy bonito pueblo”, Llegamos al camping y allí a duras penas nos hacen sitio a la entrada y junto a recepción.


 
Camping Arrien 
Podíamos continuar hasta Bilbao nuestro siguiente objetivo, pero queríamos dejar la Ac. en lugar seguro, para dedicar toda la mañana y parte de la tarde en visitarlo, también teníamos necesidad de atender al lavado de algo de ropa, llenar depósitos ect.



Playas de Gorliz
 
Nos informamos en Sopelana que desde el mismo camping de Arrien en Gorliz, sale un autobús que te lleva a Plentzia justo a la misma estación del metro de Bilbao, esto nos facilitaba la visita a esta localidad.


 
Playas de Gorliz
 
Una vez instalados en el camping y con toda la información que necesitábamos en nuestro poder, decidimos conocer Gorliz.
Muy cerca de nosotros estaba la playa y decidimos visitarla, fuimos paseando Nieves y yo, Rocío no tenía ganas y la dejamos en el camping.



Tomando un "Zapito"
 
Cuando llegamos a la playa quedamos admirados de lo bonita que es y lo bien cuidada que está, había bastante gente dándose un baño a pesar de que eran más de las ocho de la tarde.
Disfrutamos de un buen paseo con vistas muy bonitas, luego salimos de la playa y nos fuimos a una de las calles cercanas donde nos tomamos un aperitivo, Nieves se tomo un cafecito con un dulce y yo me tome un “Zapito”, limonada con ginebra.



Playas de Gorliz
 
Antes de oscurecer volvimos al camping, cenamos dentro de la Ac., vimos un poco la tv. y a dormir, que al día siguiente nos esperaba la visita a Bilbao.


 
                                            Viendo la tv.
 

21 de agosto Gorliz, noche de relax en el camping Arríen, nos levantamos a las nueve de la mañana hicimos uso de los aseos del camping, luego sobre las diez tomamos café con unos cruasán en la cafetería del mismo, una vez acabado el desayuno salimos del camping y a veinticinco metros a su derecha está la parada de autobús, este pasa cada veinte minutos aproximadamente por lo que apenas tuvimos que esperar.


Desayuno en el Camping


Montamos en el autobús dirección Plentzia, una de las paradas está justo en la Estación del Metro de Bilbao.





Autobús de Plentzia a Gorliz
 

Allí bajamos, en las maquinas habilitadas y con la ayuda de un señor que nos informó amablemente, introduje diez euros y me devolvió un tique, con este tique fue suficiente para llegar y volver de Bilbao y regresar al camping en el autobús los tres.




Nos dirigimos en Metro a Bilbao

 
Plentzia es la última localidad a la que llega el Metro de Bilbao, estábamos solos y poco a poco en distintas paradas se fueron incorporando pasajeros, en veinte minutos de trayecto hasta Moyua, nuestro punto para bajar, nos dio tiempo a entablar conversación con dos personas que ocuparon asiento al lado nuestro, de este modo se nos hizo más ameno el trayecto, además de la información que nos facilitaron.



Metro de Bilbao

Bajamos en la estación de Moyua, nos dirigimos dando un paseo a pie por las calles de Bilbao hasta llegar al Museo de Guggenheim.




Bilbao

En las inmediaciones hay una estatua que asemeja a un perro sentado todo impregnado en flores, algo curioso y bonito, nos hicimos las fotos de recuerdo.




Inmediaciones al Museo de Guggenheim


Nos dirigimos a la puerta de entrada del Museo, estaba cerrada y teníamos una cola de personas por delante importante, se nos quito las ganas de entrar, por lo que decidimos continuar con nuestro paseo, como estábamos en la inmediaciones de la Ría de Bilbao y con mapa en mano, continuamos paseando hasta llegar al “Casco Antiguo”.




                        Cola en el Museo de Guggenheim

En las inmediaciones del Museo continuamos haciendo fotos y vídeos de recuerdo, como se sabe, una de las características de este Museo es el innovador edificio, construido con formas curvilíneas y retorcidas y recubierto  de piedras calizas, cortinas de cristal y planchas de titanio, todo un espectáculo su fachada.


                                     Museo de Guggenheim

Seguimos paseando junto a la Ría hasta cruzar el puente del Arenal, se plasmaba en el ambiente una nota de festividad.



Escultura de araña gigante 

Al pasear junto al Guggenheim vimos esta araña gigante. Se trata de una de las esculturas de la artista francesa Louise Bourgeois  

Puente de Zubi Zuri

Durante el paseo pudimos disfrutar de las vistas de la Ría de Bilbao, desde el Puente de Zubi Zuri, del famoso arquitecto español Santiago Calatrava. El puente llama la atención por su curvatura, además de ser el único puente del mundo alfombrado. 
  

 
Bilbao en fiestas 

Bilbao al igual que en otras poblaciones por las que pasamos estaba en fiestas.



 
Puente del Arenal


Tras cruzar el Puente del Arenal nos encontramos con un ambiente espectacular, la festividad se respiraba por todo el entorno del Casco Antiguo.





Ambiente fenomenal 

Entramos en el Casco Viejo por la calle Bidebarrieta, parando en la Plaza de Santiago junto a su Catedral.



Calle Bidebarrieta

Allí se estaba celebrando una concentración festiva, donde habían  sillas y un escenario, desde donde unos jóvenes se expresaban en vasco y la gente al terminar les aplaudían, nosotros como es natural no entendíamos nada pero era bonito y curioso de ver. 


 
Plaza de Santiago

Las calles llenas de gente, ambiente festivo, daba gusto pasear y disfrutar del momento, como no podía ser de otra manera, sacamos fotos y vídeos de todo lo que nos llamaba la atención.




Calle Somera 
Como era la hora del aperitivo y teníamos ganas de probar los pintxos de Bilbao, entramos en uno de los bares típicos de las siete calles, tomamos unas cervezas y unos pinchos para deleite de nuestros estómagos.


Los pintxos de Bilbao

Una vez saciados, continuamos paseando por las calles y disfrutando del ambiente festivo, bonito recuerdo el que nos llevamos.

Lo que poderosa mente nos llamo la atención, fue un señor disfrazado de estatua, este se movía con naturalidad saludando a la gente que por allí transitaba, luego se sentaba de una forma inverosímil y sin apoyo, ¡espectacular!.

 
Sentada espectacular 
 
Sobre las cuatro de la tarde decidimos regresar al camping, preguntamos y como nos cogía al lado, fuimos a la estación del Metro del Casco Antiguo, una vez en él, nos acomodamos, estábamos cansado, suerte que teníamos asientos libres.



                 Metro de Bilbao, estación del Casco Antiguo 



Visita a Bilbao


Llegamos a Plenzia, bajamos del Metro e inmediatamente cogimos el autobús, pagamos con el mismo tique del Metro, este nos llevo justo a la entrada del camping Arríen.


 
En el autobús dirección Gorliz, camping Arríen
Descansamos un poco y sobre las siete de la tarde salimos dirección  Sopelana, nuestra intención era visitar la empresa de jardinería llamada “Mundo Verde”, que se encuentra a las afueras de esta localidad.



Jardinería Mundo Verde
Una vez en Mundo Verde nos dirigimos a la sección de árboles frutales, allí nos atiende una chica muy simpática y paciente. El garaje de nuestra Ac. es reducido por lo que los árboles que debíamos de comprar no podían de medir más de 1,30 m.



Compramos árboles frutales 

Metro en mano nos ponemos manos a la obra, después de buscar intensamente pudimos encontrar dos Mandarinos, dos Peral Conferencé y un Guayabo de Brasil, todos daban la medida para poder llevarlo en el garaje, eso sí, tumbados.



Como pudimos acomodamos los árboles frutales 

Terminada la compra en Mundo Verde, salimos dirección Club Hípico Goikomendi en alto de Andraka 28, nuestra intención era que Rocío aficionada al mundillo de los caballos montara.



Club Hípico Goikomendi

Tardamos bastante en encontrar el lugar, y no fue por la distancia a la que nos encontrábamos, si no porque el Tomtom no daba con el lugar, gracias a que por teléfono estábamos comunicados con la dueña del Club Hípico, esta nos fue indicando hasta que por fin dimos con el lugar.



Club Hípico Goikomendi

Una vez en el Club Hípico Goikomendi, Rocío pudo montar a caballo como era su deseo, durante la hora y media que estuvimos allí pudimos departir conversación con los dueños, el marido resulto ser gaditano de Jímena de la Frontera, este señor nos recibió con el siguiente comentario “como están los chumbos este año” con acento andaluz.


 
Club Hípico Goikomendi
Después de un buen rato de charla, también se arrimo a nosotros su hija de unos cuatro años simpatiquísima y graciosísima, con voz de pito, y no callaba en ningún momento. El rato de espera hasta que terminara Rocío se nos hizo corto.


 
Club Hípico Goikomendi
Nos despedimos de esta familia y partimos de regreso al camping Arríen, llegamos al oscurecer, aun así nos dio tiempo para poner una lavadora y secadora de ropa.
Cenamos, vimos un poco la televisión y recogimos la ropa de la secadora, organizamos esta y nos echamos a dormir, estábamos cansados y con la sensación de haber aprovechado el día a tope.   


Pernoctamos en el Camping Arríen, Gorliz 

22 de agosto Gorliz, noche de relax en el camping Arríen, sobre las nueve estábamos levantados, nos dimos una duchita antes de salir, aprovechamos para llenar el depósito de agua y vaciar los de aguas grises y negras.


Autovía que nos llevaría a Santoña

Nuestro siguiente punto de partida sería Santoña, pero antes teníamos que pasar por las localidades de Barakaldo, Castro Urdiales ya en Cantabria  y Laredo.


Entramos en la comunidad de Cantabria

Durante el recorrido hasta llegar a Laredo, como estábamos transitando por autovía paramos en un área de servicio donde desayunamos.


Desayunamos en un área de servicio

Antes de llegar a Laredo salimos de la autovía, nos desviamos y pasamos por Castro Urdiales, dimos una vuelta por el centro sin bajarnos de la Ac. y nos dimos cuenta que teníamos que gastar cuidado en elegir las calles, para no quedarnos  bloqueados, también que se trataba de un municipio importante.


Camino de Castro Urdiales 

Salimos de Castro Urdiales, vuelta de nuevo a la autovía hasta llegar a Laredo, luego fuimos buscando el paseo marítimo "Enorme por otra parte", cuando decidimos parar estábamos por el centro del paseo aproximadamente, este hecho nos facilitó que luego tuviéramos unos buenos planos fotográficos.


Playas de Laredo

Después de una buena sección fotográfica disfrutando del paseo marítimo y sobre todo de las inmensas playas de esta localidad, nos llamo la atención en especial las dimensiones de esta.

 
Playas de Laredo 

Justo al lado de nuestra Ac. en la acera de enfrente se encontraba un restaurante chino, aunque no somos aficionados a estos restaurante, por tal de no ponernos a preparar la comida decidimos entrar.


Aparcamos cerca del Paseo Marítimo de Laredo

El local se llama Restaurante Chino Amistad, un local nuevo y muy limpio con un buen servicio, pedimos tres menús a 9.90, trajeron una cantidad de comida imposible de acabar, terminamos pidiendo unos envases para llevarnos la comida sobrante, estos platos estaban sin empezar.


Laredo

Descansamos un poco, y sobre la cinco y media de la tarde continuamos con nuestro camino sin rumbo fijo pero costeando.


Marismas y Etuario de Santoña

Vimos el panel indicador hacia Santoña y decidimos darnos una vuelta por esta localidad.


Puerto de Santoña

Cuanto más nos acercábamos más nos gustaba el entorno, la carretera iba junto a las Marismas y el Etuario de Santoña, llegamos a la localidad e intentamos aparcar en el puerto, fue imposible, estaba a lleno, hasta los turismos tenían problemas para aparcar.


Puerto de Santoña

Seguimos callejeando junto al paseo marítimo, por fin vimos un letrero que nos indicaba parking, seguimos las indicaciones y llegamos a él.


Santoña

Era un llano grande sin asfaltar, este daba cabida a una gran cantidad de vehículos, estaba casi vacío, aparcamos junto a un edificio, en uno de los balcones se encontraba una señora tendiendo ropa.


Aparcamiento en Santoña

Lo primero que siempre hago es preguntar a los vecinos Buenas tardes, señora estamos en lugar seguro y tranquil!!, ella me contesto, Por supuesto estad tranquilo!!, y si queréis dar una vuelta por el pueblo marchar sin problemas.



Paseo Marítimo de Santoña

Le di las gracias conversamos un poco con ella, además fue muy amable indicándonos como llegar al paseo marítimo y al puerto.


 
Paseo Marítimo de Santoña 

Dejamos la Ac. y nos dirigimos al paseo marítimo que se encontraba cerca, una vez en el comenzamos a pasear, vimos aglomeración de gente y nos acercamos.



Nos disponemos a embarcar dirección Laredo

Estaban junto a un barco que hace una línea regular entre Laredo y Santoña, (Empresa Villa Fuica), este tenía un horario que podíamos aprovechar, pues luego salía desde Laredo a las 8,15 de la tarde con regreso a Santoña, así que teníamos tiempo para dar una vuelta por el casco antiguo de Laredo y volver, el precio ocho euros por persona.



                                 Embarcamos dirección Laredo
El viaje hasta Laredo cortito con un mar en calma y buena temperatura, además muy bien amenizado por un señor que explicaba toda la historia, pesca y entorno sobre el recorrido.



Amenizando el viaje con sus explicaciones 
 
Llegamos a Laredo y como estaba previsto desembarcamos y nos dirigimos al casco antiguo. 



Puerto de Laredo
 
Antes pasamos por una pastelería, las mujeres estaban con antojo de pasteles.



Tomando unos dulces 

Una vez en el casco antiguo, paseamos por sus calles sacando fotos de recuerdo, en especial nos llamó la atención, el ver que en algunas viviendas estaban  pintadas en sus fachadas las puertas y ventanas aunque carecían de estas, con personajes que se asomaban, “Muy curioso”.



Puerta y ventana pintada en la fachada

Terminada la visita regresamos al puerto, este está cerca del casco antiguo.



Los niños hacen todo tipo de piruetas lanzándose al agua  

El barco tardo un poco más de lo previsto, por lo que hicimos hora en el puerto viendo como unos chavales se tiraban desde cierta altura, estos hacían todo tipo de piruetas a la hora de lanzarse al agua.




Aficionados a la pesca 

Embarcamos de nuevo esta vez dirección Santoña, haciendo un recorrido diferente, esta vez hacia alta mar dirección los acantilados, para llegar cerca del Faro del Caballo, durante el trayecto vimos gran cantidad de aficionados a la pesca.



Faro del Caballo

El recorrido siguió amenizado por el mismo señor, este nos hacia participar preguntándonos cosas, como las partes del barco, dirección del viento, etc., de este modo distraía a la gente hasta llegar a aguas más tranquilas.




Acantilados 

Dimos la vuelta pegados a la costa cerca de los acantilados y en el punto en el que se divisaba el faro del Caballo.




Punta del Fraile 

Continuamos pegados a la costa viendo de cerca los acantilados, pudimos divisar la Punta del Fraile, Punta del Peón, Fuente de San Carlos, Punta de San Carlos y Playa de San Martín.




Fortaleza

Todo muy bien explicado, con una grabación. Unos de los puntos fuertes, era que allí se encuentra una escalera de 700 escalones que te permiten llegar al Faro del Caballo y si bajas 100 escalones más llegas al mar.



Batería de San Felipe

Claro luego abra que subirlos para regresar, en lo alto esta la Batería de San Felipe, desde donde se disfruta de unas vistas espectaculares, según nos explicaban.



Vistas de Santoña desde el mar

Terminamos con las vistas desde el mar de las Baterías de San Martín y de Galvanes, con mucha historia sobre el enclave de estas fortalezas.


Regresamos a nuestra casita con ruedas 

Alcanzamos el puerto cuando estaba oscureciendo, bajamos del barco y nos dirigimos al parking, una vez en la Ac., nos dimos una ducha, cenamos una cosita ligera, nos tomamos unos Vermouth, y a descansar que el día había sido bastante completo y necesitábamos el descanso.


 
Cena ligeríta

 




Visita a Santoña y Laredo



Santoña y Laredo en barco

23 de agosto Santoña, noche sin ruidos lo que propició que descasáramos muy bien. Sobe las diez de la mañana salimos dirección el Paseo Marítimo buscando una cafetería para desayunar.


Amanecer en Santoña

Encontramos una con mesas y sillas fuera y como hacia buena temperatura decidimos desayunar allí, no recuerdo el nombre, pero de volver seguro que no desayunamos en ese lugar de nuevo, fatal, café malísimo, cruasán recalentado y tostadas para olvidar.



Compramos unas latas de Anchoas

Con el mal sabor, nos fuimos buscando el centro del pueblo, vimos unas tiendas dedicadas a la venta de productos del lugar y decidimos comprar unas latas de anchoas en (Conservas Juanjo), por cierto buenísimas.


Plaza de Abastos, Santoña

Continuamos y vimos unas cafeterías estupendas por el camino, nos dio mucha rabia.


Aparcamiento en Quejo

Llegamos a la Plaza de Abastos, muy pequeñita, le echamos una ojeada y nos llamó la atención, que siendo Santoña puerto de mar, tenía unos precios muy altos “En comparación con Ceuta”.


Quejo

Seguimos paseando y sobre las doce, regresamos a nuestra Ac., debíamos continuar con nuestro viaje, esta vez dirección Santander.


Quejo

Antes de llegar a Santander, como siempre nuestra intención era ir costeando y dejar a un lado las carreteras principales, los lugares por los que pasamos antes, fueron Argoños, Quejo, Isla, Ajo y Somo.


Quejo

Llegamos a Quejo sobre la una del medio día, el camino hasta llegar, bastante bonito, conforme llegábamos a la localidad y disfrutábamos de las vistas de sus playas, que eso momentos se encontraban en bajamar, más impresionados quedábamos.


Tomamos un tentempié

¡Qué lugar más bonito!, decidimos buscar aparcamiento y dar un paseo, no muy lejos de una de sus playas encontramos un aparcamiento sin asfaltar, paseamos unos cinco minutos y llegamos a la playa, “Quejo es Espectacular”.



Quejo espectacular


Playa de Ajo

Había buen ambiente, las calles estaban llenas de turistas, hicimos cantidad de fotografías y vídeos de recuerdo.


Playa de Ajo

Como era la hora del aperitivo, nos tomamos un tentempié disfrutando de la buena temperatura y buen ambiente que nos rodeaba.


                             (El Pescador), Playa de Ajo

Regresamos a la Ac., y continuamos hasta nuestra siguiente parada que  fue Playa de Ajo



Almorzamos en (El Pescador), Playa de Ajo

Preciosa playa como todas las de Cantabria, aparcamos junto a un restaurante llamado (El Pescador), encargamos una paella y fuimos a la playa para hacer tiempo y las fotos de recuerdo.


Almorzamos estupendamente con la paella, una ensalada, cerveza, tinto de verano, refrescos, cafés y postres, todo por 39,60.




Nos acercamos a Somo

Terminamos el almuerzo y como era habitual descansamos un poco en la Ac. y sobre las cinco y media de la tarde salimos dirección Somo.



Dejado atrás Somo, nos acercamos a Santander

Allí en Somo, pare en una de sus calles y me dirigí a un cajero automátn
Nuestro paso por Santander

Continuamos dirección Santander, en esta localidad ya estuvimos en años anteriores con la familia, por lo que pasamos de largo disfrutando de sus costas, calles, edificios, palacios y puerto.





Nuestro paso por Santander 

Seguimos hasta la parte norte de la ciudad buscando salir de la masificación, consulte el Google Maps del teléfono hasta buscar un aparcamiento cerca de la playa.



Nuestro paso por Santander

Decidimos mirar en un lugar llamado (Calle del Monte Maruca), en este lugar, nos indicaba el Google Maps que había un aparcamiento grande junto a la (Playa Maruca).




Estamos llegando al aparcamiento de Playa Maruca

Hasta llegar allí, transitábamos por carreteras estrechas y barrios de casas bajas, el Tomtom estaba un poco loco y nos costó llegar.




Estamos llegando al aparcamiento de Playa Maruca 

Cerca del lugar el Tomtom nos indicaba tirar por una calle con un cartel de carretera cortada, pensé, Que hacemos ahora!!, menos mal que había espacio para realizar la maniobra y no meterme en un lio.




Aparcamiento Playa Maruca 

Un vecino del lugar que venía en un turismo, bajo de su vehículo, le indiqué donde quería ir y este muy amable, se apartó para que pudiese maniobrar y me informó como llegar al aparcamiento.




Playa Maruca

Este vecino nos dijo que el aparcamiento era seguro y tranquilo, le preguntamos porque nuestra intención era pasar la noche en el lugar.




Playa Maruca

Una vez aparcados y reconocido el lugar, nos dimos cuenta que efectivamente el vecino debía de tener razón, el lugar parecía reunir las condiciones para pasar una noche tranquila.




Aparcamiento en Playa Maruca

Como teníamos todavía un poco de luz, dimos una vuelta, y en un bar cercano tomamos unas copas, hicimos fotos del entorno que resulto ser bastante bonito.




Playa Maruca

Regresamos a la Ac. y como todas las noches, nos dimos una ducha, vimos un poco la televisión, cenamos con la comida que teníamos guardada del restaurante chino, y a dormir.



Cena en nuestra casita con ruedas


24 de agosto Playa Maruca, como viene siendo habitual noche tranquila y sin ruidos, buen sitio para pasar la noche.


Amanecer en Playa Maruca

Sobre las diez de la mañana salimos sin un destino fijo, eso sí costeando, al finalizar el día buscaríamos donde quedarnos a dormir.


Taberna, Navajeda Sport Tavern

Como teníamos que desayunar, paramos entre San Román y Soto de la Marina, en una taberna llamada (Navajeda Sport Tavern), en la puerta de este establecimiento tiene un aparcamiento grande y por ese motivo paramos.


                           Taberna, Navajeda Sport Tavern

La sorpresa fue al entrar en el local ¡Qué bonito!, dijimos nada más entrar, estaba decorado en los años veinte, con todo tipo de detalles.


                             Taberna, Navajeda Sport Tavern

Al camarero le pedí permiso para sacar unas fotos de recuerdo, “sin Problemas”, me dijo, cada rincón tenía su puntito y como digo una decoración exquisita.


                          Taberna, Navajeda Sport Tavern

Hicimos el pedido y salimos a su terraza, aparte de que el local fuese muy bonito, también pudimos comprobar que tenía un buen servicio.


Buen desayuno en la terraza de la Taberna

Esto es lo que tiene el turismo, a veces entras en un local y te llevas un chasco, y otras como en esta ocasión te llevas una grata sorpresa.


Nos dirigimos a Cuchia

Terminado el desayuno continuamos dirección Liencres, Bóo de Pielagos, Mogro, Miengo y como siempre buscamos estar lo más cerca de la costa, el Tomtom nos llevo hasta la Playa de Cuchia.


Playa de Cuchia

Estando sacando vídeos y fotos de recuerdo, recibo una llamada, cojo el teléfono y un empleado de Bankia de la sucursal de Ceuta, me da una buena noticia, (He sido agraciado con un ordenador portátil Hacer), en un sorteo por usar la tarjeta.


Playa de Cuchia

Con la alegría en el cuerpo, seguimos nuestro camino con un buen recuerdo de la playa de Cuchia.


Playa de Cuchia 

Continuamos y en Cudón, pensamos estamos en racha, y hacemos todo lo posible por echar la (Primitiva y el Eruromillón), dimos varias vuelta, y al final lo conseguimos.


Nos dirigimos a Suances 

Consulte el Google Maps, y la siguiente población con interés para visitar era Suances, nos dirigimos hacia la localidad y el Tomtom nos llevó por Mar, Requejada, Ellso, Hinojedo, Cortiguera de Abajo y llegada a Suances.
 
Nos dirigimos a Suances

El trayecto hasta llegar espectacular, paisajes con encanto siempre impregnado con las vistas del rio Saja Besaya.




Entramos en Suances 

Llegamos a Suance, continuamos atravesamos la localidad hasta llegar a la (Calle de los Locos), la carretera en subida llegaba hasta ese lugar, y para volver tendríamos que desandar los andado.




Entramos en Suances

Antes de llegar a la Calle de los Locos, a mi derecha había un hueco y pude aparcar, no era un mirador pero las vistas de la ciudad eran impresionantes desde ese lugar.




Vistas de Suances y sus magnificas playas

Desde la altura desde la que nos encontrábamos, saque mis cámaras y filme el entorno, desde allí se divisaban las playas de La Ribera, La Concha y la Riberuca “Espectaculares”, y llenas de gente.




Playa de los Locos, Suances 

Seguimos subiendo y aparcamos en la Calle de los Locos, estábamos en lo más alto, si bonitas eran la vistas de Suances, ahora en su cara contraria, eso sí, sin población solo la playa de los Locos llena de surfistas y unos acantilados al fondo, también valían la pena.




Estatua de los Vientos

Como siempre fotos y videos de recuerdo, en lo alto está la (Estatua de los Vientos), cuando nosotros visitamos el lugar no hacía apenas viento, suerte que tuvimos, porque debe de pegar fuerte según refleja la estatua.




Contemplando la playa de los Locos

Desandamos el camino hasta Suances buscando un lugar donde comer, encontramos una zona de aparcamiento con restaurantes cercanos y allí aparcamos.
 
Acabamos almorzando en (El Arpeo de Suances), comimos bien y por un precio razonable.




El Almuerzo

Tomamos un cafecito en su terraza y nos marchamos a la Ac. para descansar.



Después del almuerzo el cafecito 

Sobre las cinco y media como era habitual, seguimos sin tener un destino concreto, así que fuimos haciendo camino, pasamos por las localidades de Tagle, Ubiarco, Arroyo, Oreña, Perelada, Cóbreces, Liandres, llegando hasta la localidad de Comillas.


Comillas

Antes de llegar a Comillas paramos a tomar café, aproveche para buscar un aparcamiento a través de Google Maps, este me indicaba que en esta población junto a la playa tenía un aparcamiento, aparentemente grande.


Comillas

Según aumentaba el mapa del Google Maps, parecía que habían autocaravanas aparcadas, prepare el Tomtom y nos pusimos en marcha.



Aparcamiento en Comillas junto a la playa

La carretera que daba acceso al aparcamiento, tenía cierta altura, por lo que se veía perfectamente, nos lleno de alegría ver que otras autocaravanas estaban aparcadas.





Aparcamiento junto a la playa

Bajamos y justo en la entrada, hay un cartel anunciador prohibiendo el aparcamiento a las autocaravanas, pensamos "si hay unas pocas", que ocurre aquí!!.




Puerto de Comillas 

Decidimos aparcar y preguntar si podíamos pasar la noche en el lugar, así lo hicimos, a los que preguntábamos nos decían, no hacerles caso al letrero, aquí suelen aparcar y la policía local los dejan.




Estatua la Pescadera del Puerto

Con esa confianza y al estar junto a otras autocaravanas, conté un total de nueve me relaje.



Paya de Comillas

El aparcamiento está junto a la playa y muy cerca de un pequeño puerto. Rocío decidió quedarse en la Ac., mientras que Nieves y yo decidimos dar una vuelta por los alrededores.



Playa de Comillas

Hicimos fotos de recuerdo, volvimos a la entrada del aparcamiento, nos recreamos leyendo el cartel anunciador que prohibía la pernocta en el lugar, bajo multa de 30 euros por metro cuadrado, una pasta, menos mal que los municipales no aparecían por allí.



Junto a la playa de Comillas 

Regresamos y seguían llegando más Ac., esto nos tranquilizaba aún más, ya relajados nos tomamos unos refresco con unos pistachos sentado en el murito que daba acceso a la playa.




Tomando un cubata junto a la playa

Disfrutamos del entorno hasta que llego la noche, nos dimos una ducha y preparamos la cena, una vez terminada, con la buena temperatura que hacía, salimos y nos fumamos unos cigarritos charlando y disfrutando de la noche.   


     
Cena en Comillas



Desde Santoña a Comillas


25 de agosto Comillas, noche tranquila y sin problemas, no apareció ninguna autoridad que nos impidiera pernoctar en el aparcamiento.


Desayunando en Comillas

Sobre las 10 de la mañana estábamos desayunando en una cafetería que está muy cercana al aparcamiento, justo al lado hay una tienda, por lo que aprovechamos para comprar pan y unos dulces para la merienda.


Al fondo San Vicente de la Barquera

Nos pusimos en marcha, en principio nuestro punto de destino era Llanes, al final sería diferente, la primera de las localidades en la que paramos fue San Vicente de la Barquera, “Bonita población”.


Entramos en San Vicente de la Barquera

Antes pasamos por las localidades de Rubarcena, La Rabia, Los Llaos, La Revilla hasta llegar San Vicente de la Barquera.


San Vicente de la Barquera

Al Llegar a San Vicente de la Barquera quedamos prendados, había bastante tráfico, atravesamos el puente y al final en la rotonda dimos la vuelta, queríamos sacar más fotografías de recuerdo.


Al entrar había mucho tráfico

Al llegar al principio del puente hay otra rotonda, y vimos una carretera que indicaba hacia el Barrio de la Playa, La Braña, decidimos investigar.


Precioso el entorno de La Braña 

Seguimos por la carretera hasta llegar a Rupuente, fue espectacular, el mar estaba con bastante oleaje, el día despejado, las olas rompían en las orillas, “Todo un espectáculo”.



El entorno espectacular

Dimos la vuelta, dirección San Vicente de la Barquera, el paisaje era una postal.



El paisaje espectacular

Una vez atravesado de nuevo el puente, comenzamos a buscar aparcamiento, deseábamos parar y pasear, había mucha gente, no sé, si porque era sábado o siempre es así.


San Vicente de la Barquera

Llegamos hasta el final del Paseo de la Barguera buscando donde aparcar, imposible, estaba todo lleno, y dos parking que vimos por el camino estaban  balizados en altura.


Imposible aparcar

Dimos la vuelta al final del paseo con algo de rabia, deseábamos para y pasear por las calles de San Vicente de la Barquera, y a nuestro pesar, continuamos con nuestro viaje dejando atrás esta bonita localidad.


Salimos de San Vicente de la Barquera

Antes de llegar a Santillán paramos en una estación de servicio, pedimos permiso para llenar el depósito de agua limpia, y vaciar las negras y grises, no tuvimos la más mínima pega, incluso nos dejaron el adaptador del grifo del agua, por su puesto echamos gasóleo.


Cargando los depósitos 

Continuamos, y al llegar al cruce de Val de San Vicente veo una indicación, esta decía hacia la Cueva el Soplao, decidimos seguir la indicación, como era temprano y no estaba lejos, aunque cambiábamos la costa por el interior, el cambio de paisaje lo encajamos bien.


El Cambio en el paisaje se dejó notar

Unos kilómetros antes de llegar al comienzo de la subida a la cueva, vimos un restaurante con un cartel anunciando comidas caseras, y en especial el (Cocido Montañés), el  restaurante quedo guardado en nuestras memorias.



Restaurante Cossio, de camino a la Cueva el Soplao

Subimos hasta llegar a la cueva, una carretera que en varios tramos tiene un buen porcentaje, pero con buen firme, con algunas curvas en las que hay que gastar precaución.




Llegamos a la Cueva el Soplao

Una vez en el aparcamiento del complejo de la cueva, me dirijo a la taquilla para pedir información y sacar la entrada, había bastante gente el complejo dispone de buenas instalaciones para el turismo.



Cueva el Soplao

Eran las dos del medio día, a la cueva se accede subiendo en un pequeño tren, el siguiente tren no salía hasta la tres y media, de este modo daba tiempo a que la gente almorzara.




Aparcamiento en la Cueva el Soplao

Nosotros no quisimos esperar, así que hicimos fotos del entorno que tiene unas vistas espectaculares, y como el año pasado, cuando fuimos a Normandía visitamos la cueva o (Gouffre de Padirac), este hecho nos hizo pensar, "que vista una cueva vistas todas".



Instalaciones Cueva el Soplao

Visto el entorno, decidimos volver de nuevo hacia la costa, como era la hora del almuerzo, decidimos ir al restaurante que anteriormente vimos por el camino.




Aparcamos cerca del restaurante

Llegamos y pudimos aparcar en la carretera muy poco transitada, juntos a una alambrada, los vehículos que circularan por ella no tendrían problemas para pasar.




Salón comedor Restaurante Cossio

Con esa tranquilidad fuimos al restaurante que estaba justo al lado, el salón comedor era pequeño, entramos y estábamos solos, pensamos “Veremos si fracasamos”, luego entraron otros comensales.



Salón comedor Restaurante Cossio

Nos traen la carta, hacemos el pedido incluyendo el (Cocido Montañés) recomendado por el camarero. Almorzamos magníficamente bien, el Cocido Montañés, para tirar cohetes, servido en cazuela de barro y con un toque de berza, el precio muy razonable.




Cocido Montañés

El servicio muy atento, hasta el punto que a la hora de pagar, le pregunto si podía pagar con tarjeta, me dicen que no tienen, y que si no tenia que volviese a pagar en otro momento u otro día, “Quede perplejo”.



Camino de Pechón

Evidentemente pagué en metálico, tomamos un cafecito y nos fuimos a la Ac. a descansar, las mujeres se echaron a dormir un rato, mientras que yo veía la Vuelta a España de ciclismo.




Cabo Pechón 

Al mismo tiempo yo consultaba los mapas, a través del Google Maps. del teléfono, y buscaba como volver a la costa, sobre las cinco y media como solía ser habitual nos ponemos en marcha.



Monumento al Pescador de Caña

Casi en línea recta según él mapa y dirección norte, aparece una pequeña población llamada (Pechón), decidimos comenzar de nuevo el camino desde esta población.




Placa del Monumento

Llegamos a Val de San Vicente,  el paisaje se volvió espectacular, seguimos por una carretera ascendente pegada al margen derecho del (Cabo Pechón), y llegamos a un mirador donde se encuentra el (Monumento al pescador de caña), realizado por Antonio Coello de Portugal.




Vistas desde el Mirador

Desde este mirador aprovechamos para sacar fotos y vídeos del entorno, muy bonito por cierto, con una altura considerable y mucha vegetación, esta vegetación impedía disfrutar de parte del paisaje.




Aparcados en el Mirador de Pechón

Después de relajarnos un poco y fumarnos un cigarro, pasamos por la localidad de Pechón y seguimos dirección Pendueles y Llanes, a partir de esos momentos entrabamos en el Principado de Asturias, antes de llegar a Llanes paramos en una cafetería, esta disponía de un aparcamiento grande en sus aledaños, tomamos un cafecito y consultamos el Tomtom.




Aparcamiento en Celoriu, Playa la Palombina (Asturias)


                          Celoriu, Playa la Palombina 

El Tomtom a través de sus archivos nos indicaba que en Llanes había un área de autocaravanas, terminamos el café y nos ponemos en marcha, llegamos al lugar indicado por el navegador, allí solo había un aparcamiento balizado en altura., pensamos, "otra metedura de pata del Tomtom".




Aparcamiento en Celorio, Playa la Palombina 

No nos quedaba otra que seguir buscando, callejeamos por Llanes con mucho tráfico y algunas calles estrechas, no vimos ningún aparcamiento donde dejar la Ac., había muchísima gente por la calle, salimos del centro y pare a las afueras para consultar de nuevo el mapa, desistiendo que quedarnos en Llanes.




Cartel informativo

La siguiente población era Poo y a continuación Celoriu, buscaríamos en estas poblaciones. Celoriu, cuenta con un pequeño aparcamiento junto a la playa, al final de la calle Camino de Central, allí me dirigí.




Playa la Palombina

Llegamos y el aparcamiento estaba lleno, pude aparcar a mi derecha tapando la vista de una cafetería, pregunte al camarero si podía estar allí al menos de manera momentánea, me dijo que no había inconveniente.




Playa la Palombina

No tardó ni cinco minutos, cuando salió un turismo, aproveche, maniobre de forma que entraba marcha atrás, aprovechando un pequeño jardín, y quedando la parte delantera de la Ac. a la misma altura que los turismos, pensamos “Perfecto”.




Playa la Palombina

Perfecto el aparcamiento y el lugar para pasar la noche, "Valla Lugar Bonito”, pensamos, lo primero hacer fotos y vídeos del entorno “Espectacular”, el lugar se llama (Playa de la Palombina), en esta existe una Webcam y se puede ver por Internet, esto lo he descubierto más tarde claro.




Playa la Palombina

Desde este enlace se puede acceder a la Webcam de la playa. 






Playa la Palombina 

Rocío se quedo en la Ac., mientras que Nieves y yo decidimos pasear por los alrededores, disfrutando de la preciosa cala de arena rubia salpicadas de rocas.
Al poco tiempo calló la noche, nos dimos una ducha, cenamos y vimos un poco la tv. hasta que el cansancio nos pidió ir a la cama, al aparcamiento  llegaron dos autocaravanas más, para pasar la noche. 


Noche tranquila en la Playa Palombina





Celoriu Playa la Palombina

26 de agosto Celoriu Playa la Palombina, noche magnifica sin ningún tipo de ruidos ni incidencias, aprovechando que justo en frente teníamos la cafetería, sobre las diez de la mañana estábamos desayunando.



Amanecer en la Playa Palombina

Celoriu era nuestro último destino en tierras de Asturias, como terminaban nuestras vacaciones, teníamos que emprender nuestro camino de vuelta a Ceuta.


Amanecer en Celorio

El Tomtom nos indicaba que el trayecto más rápido era dirigirnos dirección Santander, pero desistimos, yo tenía ganas de volver por la antigua Ruta de la Plata, pasar por el Puerto de Pajares y rememorar en mi memoria hechos pasados.


Salimos dirección Oviedo

En 1993 realice con dos amigos una ruta en bicicleta, saliendo desde Ceuta y terminando en Lagos de Covadonga, hicimos el recorrido por la antigua Ruta de la Plata, este era el motivo de volver a subir entre otros el Puerto de Pajares.


Subimos el Puerto de Pajares 

Salimos de Celoriu y nos dirigimos dirección Oviedo, alrededor de 60 kilómetros por autovía, llegamos al cruce de Siero y continuamos dirección Mieres, en este tramo encontramos muchos tramos de carretera en obras.


Espectaculares vistas subiendo el Puerto de Pajares 

Llegamos a Campomanes y cogimos el cruce para subir el Puerto de Pajares, en esta ocasión lo subía por la cara contraria, claro, toda esta parte la recordaba en bajada y con la bicicleta, por lo que todo me parecía nuevo.


Coronando el Puerto de Pajares

El Puerto de Pajares, desde esta cara se nos hizo largo y con unos porcentajes bastantes notables, me imaginaba subiendo con la bicicleta y me echaba a temblar.


Puerto de Pajares 

El paisaje bellísimo y cuanta más altura más bonito, llegamos a lo alto y entonces mi cerebro comenzó a reconocer el entorno, me dio mucha pena ver como el Parador está cerrado y abandonado, una verdadera lástima.


El Parador del Puerto de Pajares cerrado



El Parador del Puerto de Pajares

Paramos, nos hicimos un montón de fotos y videos, porque las vistas desde una especie de mirador que hay en el lugar son preciosas, además afortunadamente estaba despejado.


Vistas desde el Mirador

Seguimos dirección Villamanin, esta zona es más llana pues estábamos en la Meseta Central, recuerdo que vi un grupo de ciclistas, todos uniformados con la misma equipación en fila india, aminore la marcha para verlos mejor, y al adelantarlos vi que tiraba del grupo una chica, menuda sorpresa me llevé.


Tiraba del grupo ciclista una chica


Adelantando al grupo

Mi hija dijo en ese momento “Las mujeres al poder”, nos dio la risa, los domingos y festivos se suelen ver muchos grupos ciclistas por todas las carreteras nacionales, pero que del grupo fuese tirando una chica no es muy usual.


Bonitas carreteras cerca de Vega de Cordón

Continuamos, pasamos las poblaciones de Ciñera y Santa Lucia y a la altura de Vega de Cordón, paramos en un restaurante de carretera llamado (Casa Senen), el local dispone de un amplio aparcamiento sin asfaltar, estaba casi lleno, almorzamos, tomamos café y en esta ocasión no hubo descanso, continuamos la ruta.


Parada en área de descanso

Seguimos dirección La Robla y Otero de las Dueñas, enlazando con la Autovía de la Plata, no volvimos a salir de esta, hasta que cerca de Aldeanueva del Camino, paramos en una Estación de Servicio de Cepsa.


 Paramos a echar gasóleo y terminamos pernoctando

Cargamos gasóleo, la noche se nos echaba encima, por lo que preguntamos a los empleados, si el lugar era seguro para pasar la noche, nos contestaron que sin problemas que la Estación de Servicio era de 24 horas y que la policía pasaba de forma continua.


Pernoctamos en la Estación de Servicio

 
Con esa tranquilidad, aparcamos justo en frente del empleado encargado del cobro, a una distancia de la estación que te permitía tener intimidad y poco ruido, pasamos la noche sin ningún tipo de problemas, además con apenas  ruido, o era el cansancio acumulado que nos hizo dormir bien.


Amanecer en la Estación de Servicio

Por la mañana, sobre las diez de la mañana desayunamos en la cafetería de la Estación, cogí y a través del Whatsapss y el Google Maps, mande mi posición a mi amigo José Carlos.


Desayunando en la cafetería de la Estación de Servicio

No tardo casi nada en contestarme, me dijo que cerca de donde estábamos estaba el pueblo de Granadilla, declarado Monumento Histórico-Artístico, que valía la pena visitarlo y no perderíamos mucho tiempo desviándonos.


Dirección Granadilla

Seguimos su consejo y fuimos a visitarlo. El pueblo de Granadilla fue expropiado en 1955, por considerar terreno inundable, a consecuencia de la construcción del embalse de Gabriel y Galán, desde 1980 se está rehabilitando y recuperando tanto el pueblo como el castillo que allí existe.


Carreteara sinuosa antes de llegar a Granadilla

Recorrimos unos 18 kilómetros de carreteras estrechas, con un tramo en muy mal estado, y otro tramo antes de llegar al pueblo muy sinuoso y bonito.









Granadilla 

Granadilla dispone de un aparcamiento a la entrada, dejamos la Ac. y salimos a pasear sacamos fotos y videos, intentamos visitar el pueblo y encontramos que la puerta que da acceso a este, estaba cerrada, tenía un cartel informativo, este decía, lunes cerrado al público, el pueblo está amurallado y su Castillo domina la entrada, es muy bonito nos hubiera gustado visitarlo, pensamos “que mala suerte hemos tenido”.   




Castillo de Granadilla

Con el mal sabor de boca regresamos a la autovía para continuar dirección Sevilla, nuestra intención era pasar la noche en el aparcamiento de la Empresa Autocaravanas Hidalgo.


 Embalse de Gabriel y Galán

Pasamos Cáceres, y paramos a almorzar en un restaurante de carretera llamado Tuareg, pedimos menú, tomamos café y continuamos sin perder mucho tiempo, aun nos quedaba una buena tirada hasta llegar a Sevilla.


Restaurante Tuareg

Llegamos a Sevilla y gracias a que tengo memorizado en el Tomtom, la ubicación de Autocaravanas Hidalgo, no tuvimos problemas para llegar, antes llamé a la empresa para decir que iba a pasar la noche, y como siempre muy amables.

Poco antes de cerrar estábamos allí, por lo que nos dio tiempo de saludar a los empleados, porque nos une cierta amistad, y quedamos para la mañana siguiente en comprar alguna cosita en la tienda.




Autocaravanas Hidalgo, Sevilla

Nos acomodamos en el aparcamiento, conectamos la luz y allí estuvimos en la gloria, de tranquilidad y seguridad, nos dimos una ducha y cenamos, vimos un poco la tv. y a descansar.


Pernoctamos en Autocaravanas Hidalgo, Sevilla

 
27 de agosto Autocaravanas Hidalgo, Sevilla, nos levantamos temprano ya que el aparcamiento hay que dejarlo sobre las 9 de la mañana, fuimos a la tienda compramos unos productos, saludamos a los empleados y nos despedimos de ellos, dándoles las gracias porque siempre somos bien recibidos.





Estación Maritima, Algeciras

Pusimos rumbo a Algeciras, llegamos a la Estación Marítima, cogimos el barco y regresamos a Ceuta, dando por concluido nuestro viaje a País Vasco y Cantabria en este año de 2012.



En el interior del barco de regreso a Ceuta 

Una vez en casa y pasado unos meses, me pongo a escribir este relato, y al recordar todo de nuevo, me doy cuenta de la cantidad de lugares bonitos que hemos visitado, y que gracias a este Blog, podre volver recordar en años venideros.


En casa




Ruta sugerida 2.829 km. aproximadamente


Fin del relato



14 comentarios:

  1. Es un placer trabajar cara al público cuando al otro lado nos encontramos gente tan amable y simpática!

    Es cierto que no conozco mucho el mundo de las autocaravanas, pero tengo que admitir que empieza a picarme la curiosidad... Es un estilo de vida!

    Gracias por animaros a saludarnos, fue un placer conoceros, hasta pronto, espero!

    Aitziber - La Cepa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, para nosotros también ha sido un placer, además de un bonito recuerdo el que nos llevamos del País Vasco y en especial de La Cepa.
      Esperamos volver porque no!
      Gracias y saludos!
      fastorga.

      Eliminar
  2. que bonito viaje francisco , este año si dios quiere iremos para alla ¡¡¡ un saludo .

    ResponderEliminar
  3. ahhhhhhhhhhhhh dice mi marido que ¡¡que pedazo de autocaravana teneis , por que nosotros tenemos una citroen c 25 TD bustner del año 90 , va bien , pero tu sabes .... tranquilitos queremos ir hasta el norte , subiremos desde sevilla ,

    ResponderEliminar
  4. tengo unas ganas de tener una autocarabanaaaaaa!!!! y poder viajar donde me de la gana! :)

    ResponderEliminar
  5. Saludos desde Ceuta a Anónimos y manipulador de alimentos.

    ResponderEliminar
  6. Excelente artículo, gracias por compartir tus conocimientos y experiencias sobre los viajes en caravana, viajar en caravana tiene que dar una total independencia ya que el hotel lo llevas consigo y en cualquier momento puedes alterar la ruta o prolongar la estancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso trata el mundillo de las “autocaravanas”, porque hay que puntualizar que las “caravanas”, no te proporcionan la misma independencia, imagino que donde dices caravana quisiste decir autocaravana.

      Eliminar
  7. Una gran ruta! En mi blog tenemos algunas más modestas, nos has sido de gran inspiración para seguir el camino de nuestro recién nacido blog de noticias y rutas

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias y muchos ánimos con vuestro blog, como sabes hay que dedicarle mucho tiempo y cariño, saludos desde Ceuta.

    ResponderEliminar
  9. He estado recorriendo vuestras rutas un buen rato. En esta te dejo mi comentario para dejar constancia de mi paso. Buena narración y preciosas fotos, sobre todo las de Suances, de donde soy oriundo. Lastima que no visitaseis el cementerio de Comillas, te hubiese encantado. Si, si, el cementerio, si haces una búsqueda
    entenderás porque te lo digo.
    Nada, que gracias por llevarme de viaje. Un saludo desde Valls

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomamos nota para la próxima vez que pasemos cerca de Comillas, gracias y saludos desde Ceuta

      Eliminar
  10. Por casualidad he llegado a vuestra página. No tengo ninguna experiencia en AC pero me he comprado una y viajo además sólo y con un remolque (moto). Quiero pernoctar menos en campings (carísimos, a mi juicio, para quiénes somos absolutamente autónomos y solamente vaciamos y llenamos depósitos) y usar alternativas. Me han servido de muchos vuestros minuciosos y amenos relatos. Tomo nota de los lugares que sugerís. Gracias.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comento, nosotros cada vez somos más autónomos y solo visitamos áreas y aparcamientos, circunstancias de la vida ya no viajamos con peques, ellos te hacen entrar en camping, eta primavera hicimos un viaje que todavía no he publicado en el cual en 15 días no he hecho uso de ningún camping, solo áreas y aparcamientos y hemos tenido las necesidades cubiertas, el viaje a sido una preciosidad, a ver si saco tiempo y lo publico, saludos desde Ceuta y gracias por tu comentario.

      Eliminar