martes, 2 de junio de 2015

UNA PRIMAVERA PARA SOÑAR

PRIMAVERA 2015

"UNA PRIMAVERA PARA SOÑAR"

Un año más me dispongo a contar lo acontecido en nuestras vacaciones, este 2015 decidimos probar en primavera y la verdad ha sido magnifico, para empezar el viajar sin que el calor te atormente ya es una delicia, además de no encontrarnos con aglomeraciones de turistas, estos dos condicionantes te permiten una mayor relajación.


Los preparativos
Como siempre (los preparativos) son muchos, pero tenemos la suerte de tener la Ac. en casa y eso facilita mucho las cosas, aunque los preparativos en primavera son más laboriosos en el sentido de elegir la ropa que debemos de llevar, "tienes que llevar ropa de verano, primavera e invierno", porque puedes tener de todo en 15 días.
Los preparativos
Nuestro viaje comienza el martes 14 de abril, nuestra intención es estar unos días en la Vía de la Plata, Sevilla, Cáceres, desviándonos hacia el Valle del Jerte, Ávila, Segovia para acabar en Salamanca, regresando a nuestro hogar el 29 de abril.
El comienzo de estas vacaciones ha sido un poco rara y fuera de lo habitual, pero no quedaba otra forma de comenzar, queríamos cumplir con nuestros objetivos, en primer lugar era dotar a nuestra Ac. de un generador de corriente, un aire acondicionado para el habitáculo, una claraboya con ventilador para el dormitorio entre otras mejoras.

Este año se ha caracterizado por el uso de algunas de las aplicaciones que tenemos instaladas en el teléfono móvil, y que iremos descubriendo a lo largo de este relato, aplicaciones que nos han ayudado bastante. 

También este año trataremos de hacer este relato algo más dinámico, incorporando enlaces a páginas Web, vídeos y fotografías, como todo evoluciona, voy descubriendo como mejorar el aspecto del Blog y trataré de darle una mejor imagen.


Los preparativos
  
Comenzamos:
Martes 14 de abril. Salimos Rosa "abuela", Nieves y yo el martes en Acciona Transmediterránea a las 22,30, con un poco de retraso como es natural, una vez en Algeciras tomamos dirección Los Barrios por la Autovía A-381 dirección Sevilla, nuestro destino era llegar a (Autocaravanas Hidalgo), sabíamos que llegaríamos aproximadamente sobre las 2,30 de la madrugada, por lo que habíamos llamado a la empresa para que el vigilante tuviera conocimiento y nos abriera sin problemas, pues íbamos a pernoctar en su área de descanso, y por la mañana entraría la Ac. en el taller, para instalarle las mejoras antes referidas.

Llegamos cerca de las tres de la madrugada, el vigilante nos atendió y nos instalamos en el área, a las ocho de la mañana nos despertamos y preparamos la Ac. para dejársela a los operarios, a las nueve horas daba comienzo su jornada laboral.

Miércoles 15 de abril.  Estaba todo hablado y planificado, por lo que el tramite fue corto y a las nueve de la mañana la llevaron al taller, tenía que estar todo instalado el viernes por la tarde para comenzar nuestro viaje de vacaciones. Sobre las once de la mañana nos llevo (Concha, empleada de Autocaravanas Hidalgo) al Polígono Industrial La Red, en Alcalá de Guadaira (Sevilla), allí alquilaríamos un vehículo en la Empresa AVIC Rent a Car, marca Volkswagen, modelo Polo, dos días por un importe de 96,80 euros.


Vehículo de alquiler

Salimos del Polígono sobre la una del medio día, nuestra intención era dirigirnos a Granada, almorzar en la (Plaza de Aliatar) los famosos caracoles y otras viandas, y por la tarde visitar a un médico especialista algo rutinario, pero que debíamos consultar y además en este blog no se habla de males.

Llegamos a la Plaza de Aliatar sobre las 14,45, hora perfecta para tomar unos tentempiés y almorzar, en la plaza había mesas libres, algo que no ocurre en temporada de vacaciones, acompañados de la abuela Rosa nos sentamos, pedimos unos caracoles  y otros platos acompañados de unas cervezas y tinto de verano muy fresquitos, almorzamos bastante bien.


Plaza de Aliatar (Granada)

Una vez acabado el almuerzo no marchamos al centro de Granada para visitar al especialista, teníamos cita a las cinco y media, circular por el centro de Granada es un caos por lo que buscamos un parking subterráneo lo más cercano posible, aparcamos visitamos al médico y a la salida llamamos a Rocío novia de mi hijo Raúl y merendamos con ella, luego regresamos al coche y cogimos rumbo a Málaga, pues dormiríamos allí esa noche, como se ve un día bastante completo.

Una vez en Málaga saludamos a los cuñados Juan Manuel y Julia y también a nuestra sobrina Lucia, pasamos un rato en casa con ellos hasta que el cansancio nos rindió y nos fuimos a descansar, a nuestra casa de Torremolinos.

Jueves 16 de abril, nos levantamos relativamente temprano para lo que nosotros en esos momentos deseábamos, y más después de la paliza de coche del día anterior, pero había que cumplir con lo previsto, no era otra cosa, que otra visita médica a otro especialista, rutina y control como en años anteriores, la cita era a las doce del medio día y la consulta está en una calle cercana a la (Calle Larios de Málaga).

Terminamos la visita y todo perfecto, como era la hora de  un  refrigerio decidimos sentarnos en unas de las terrazas de la Calle Larios y pedimos dos zumos de naranja, disfrutamos del buen ambiente reinante durante un buen rato haciendo hora para el almuerzo, cuando decidimos marcharnos pedimos la cuenta y nos pidieron 11,60 euros, me quede helado y le pregunte  al camarero no se ha equivocado vd.?, no, no me contesto dos sumos 11,60, sin más abone la cuenta y nos fuimos, pero yo iba todo el rato refunfuñando que robo!!!, que robo!!!, y también me dio coraje porque el servicio tenía mucho que desear.


Calle Larios (Málaga)

Como no era razón de darle más vueltas al tema nos marchamos al (El Higuerón) situado en la Autovía de la Costa del Sol, salida 217 para almorzar, nos habían hablado muy bien de las alubias que ponen en su restaurante y decidimos ir a probarlas, accedimos a su parking y subimos  en un ascensor a su comedor.

Enseguida nos atendieron y teníamos a nuestra disposición a una camarera, esta nos atendió con un trato exquisito pero a la vez simpática, le dijimos que veníamos a probar las fabadas y le pedimos para tres comensales, ella nos informo que va por raciones y que con dos teníamos más que suficiente, menos mal que le hicimos caso, "no fuimos capaces de comernos ni la mitad", pensareis que lastima!!, pues no tranquilos que el sobrante nos lo llevamos en un tapers proporcionado por el mismo restaurante, pues tendrán previsto que siempre sobra, y este se lo dimos a los cuñados, también pedimos ensalada higuerón y tarta florentina cerveza y tinto de verano para la abuela que se puso morada, infusiones y cafecito, la broma salió por 81,25 euros, pero la pagamos a gusto, no como los zumos de naranja que todavía me acordaba, jajajaj.


Fabada en (El Higuerón)

Luego nos marchamos con la familia y estuvimos la tarde noche con ellos, dejamos a la abuela, ella se quedaba en Málaga y a la vuelta la recogíamos, nosotros marchábamos a dormir a nuestra casa en Torremolinos.

Viernes 17 de abril. Después de un buen descanso sobre las nueve y media de la mañana estábamos desayunando en (La Canasta) esta cafetería nos pilla cerca de casa, está ubicada en el "Carrefour El Pinillo Torremolinos". Terminado este, nos dirigimos a Sevilla para entregar el coche de alquiler en la Empresa AVIC Rent a Car, sobre las 12,45 estábamos entregándolo, tardamos un poquitín, pues el empleado que nos atendió estaba ocupado con otro cliente, nos vino bien, `porque hacíamos  hora para el almuerzo, una vez acabado con el trámite le preguntamos  al señor donde nos aconsejaba para almorzar, este fue muy amable y nos llevo con el vehículo a un restaurante, este estaba cerca, en el mismo Polígono Industrial donde se ubica esta empresa.

En el almorzamos e hicimos tiempo, a las 16,30 decidimos pedir un taxi y marchar a Autocaravanas Hidalgo para recoger la Ac., una vez allí nos entretuvimos, pues aconsejados por Fran. empleado, nos decidimos a última hora a montarles unas ruedas de teflón en la parte trasera de la Ac., esto impediría que en las rampas nos rozara la parte baja trasera de la Ac. pues como todos sabemos hay modelos que son de perfil bajo como la mía y tenemos problemas.


Ruedas de Teflón para que no rose la parte trasera

Terminado el montaje y entregada la Ac. nos marchamos a un polígono industrial cercano e hicimos unas compras, entre otras, para llenar la nevera que estaba vacía, acabamos sobre las 21,30 horas, por lo que no era plan, de marcharnos de Sevilla y buscar un lugar para pernoctar, cuando cerca de nosotros teníamos  el Parking de Autocaravanas Hidalgo, así que decidimos regresar y pernoctar en él, con todas los servicios, comodidades y seguridad del que dispone.

Por fin estábamos en nuestra Ac. y podíamos disfrutar de ella, comenzar nuestras verdaderas vacaciones y además disfrutar de las mejoras incorporadas, que han sido las siguientes:
Generador Dometic Tec 29 instalado.
Aire acondicionado Dometic Freshjet 2200 instalado.
Claraboya Fiamma Turbo Ventilador Blanca instalado.
Ruedas Nilón Voladizo trasero instalado.
Toma exterior de ducha K.

Como se puede apreciar una pocas de mejoras, estas nos harán sentirnos más cómodos, y echar menos de menos, las comodidades del hogar.


Cuadro de mandos para el Generador Dometic Tc 29
Sábado 18 de abril. Ruta Sevilla-Cáceres, salimos a las 11,15 dirección (Cáceres), al salir de Sevilla pillamos un poco de tráfico pero sin agobios, cogemos por la autovía de la Plata dirección  Mérida, la carretera está en un estado magnifico, por lo que nos ayuda a relajarnos, mañana de primavera espectacular y que nos hace soñar que tendremos si el tiempo acompaña unas bonitas vacaciones de primavera, de ahí, el titulo de este relato "Una Primavera para soñar".
Circulábamos a 90 kh., la carretera en muy buenas condiciones y el paisaje estaba todo verde, como es propio en esta época, la sensación era muy agradable, puse el control automático de velocidad y a disfrutar. Dejamos atrás Mérida y continuamos dirección Cáceres, faltaban unos 30 km. cuando decidimos parar para almorzar, Nieves me dice "Sal por la siguiente salida y buscamos donde comer".


Restaurante Cruce de las Herrerias
El azar nos había dejado en el (Cruce de las Herrerías) allí existe un hotel restaurante del mismo nombre, lo conocía por haber estado pernoctando en el año 1993 con mis amigos (Salvador Guerrero y Antonio Marín), recorríamos en bicicleta la ruta de la Plata desde Algeciras hasta Lagos de Covadonga. En esos momentos la emoción me embargó y me puse a contarle a Nieves que estuvimos en el 1993 durmiendo en ese hotel y que comimos muy bien.
En su gran aparcamiento dejamos la Ac. y le pedí a unas señoras que acababan de aparcar que nos hicieran una foto de recuerdo, entramos en el restaurante y parecía que el tiempo se había detenido todo lo recordaba tal como estaba, como era de esperar no nos defraudaron, se sigue comiendo muy bien a unos precios razonables, pasamos un rato muy agradable, la señorita que nos atendió muy simpática y amable, terminado el almuerzo nos quedamos a reposar la comida, Nieves tiene costumbre de echar la siesta y yo me relajo en el sillón a ver la tv.
Una vez descansado continuamos con nuestra ruta hasta Cáceres, consulto los apuntes y le digo al navegador que nos lleve al (Área de autocaravanas que existe en la ciudad), llegamos sobre las ocho de la tarde, descansamos como media hora, nos pusimos guapos y salimos a visitar el casco antiguo, el área de autocaravanas esta a 10 minutos de camino de la Plaza Mayor y la (Ciudad Monumental).


Área de autocaravanas en Cáceres
Entramos en la Plaza Mayor y nos encontramos con un ambiente fenomenal, las terrazas de los bares estaban llenas, la noche acompañaba hacia una temperatura ideal y no soplaba viento alguno, nosotros antes de sentarnos a cenar decidimos visitara el Casco Antiguo, realizábamos la visita cuando se hizo de noche, todo el Casco Antiguo cambió de imagen por completo,  mostrándose con la iluminación nocturna, y esto le dio un encanto especial.


Plaza Mayor, entrada al casco antiguo (Cáceres)

Sobre las 10,30 regresamos a la Plaza Mayor y nos sentamos a cenar frente a la entrada del Casco Antiguo, en la terraza del restaurante (Los Portales), pedimos entre otras viandas una tabla de jamón y queso, cenamos muy bien, luego regresamos a nuestra casita con ruedas a pasar la noche, el área de autocaravanas estaba a tope, incluso había otras autocaravanas ocupando los aparcamientos de los turismos.

Magnifica tabla la que nos pusieron
Domingo 19 de abril. Noche plácida en Cáceres, no solemos madrugar y después de recoger la Ac. y dejarlo todo para revista, el día estaba espectacular, salimos sobre las 10 de la mañana otra vez dirección a la Plaza Mayor, nuestra intención era volver a visitar el Casco Antiguo, pero esta vez con (Visita guiada), desayunamos de camino y nos dirigimos a la oficina de turismo ubicada en la misma plaza, allí concertamos la visita guiada para las 12 del medio día, mientras esperábamos, en una tienda que hay al lado de productos de la tierra, compramos algunas cositas.


Visita guiada casco antiguo de (Cáceres)
Se formo un grupo bastante numeroso y comenzamos con la visita, la señora que dirigía el grupo iba provista de un micro y unos altavoces, por lo que no necesariamente tenias que arrimarte mucho para escucharla, eso hacia la visita menos estresante, esta duro dos horas y quedamos encantados con las explicaciones de la guía, hicimos infinidad de fotos de recuerdo Hacer ahora mención del recorrido sería una pesadez y muy difícil de explicar, porque son muchas las torres, palacios, casas señoriales, iglesias etc. etc., lo mejor es visitar la ciudad, que vale la pena!!!.


Casco antiguo (Cáceres)
Terminada la visita, como quedamos muy satisfechos la noche anterior, decidimos  volver al Restaurante Los Portales, allí en esta ocasión entre otras viandas nos pedimos un (Solomillo de Retinto a la piedra), espectacular, para chuparse los dedos, llego la carne terminando de hacerse en la piedra, una pasada, que vamos a decir toda una exquisitez.





Solomillo de Retinto a la piedra
Terminado el almuezo regresamos a nuestra Ac. descansamos hasta las siete y media de la tarde y nos marchamos a Plasencia a unos 75 km., el día seguía estando espectacular sin una nube en el cielo, esto acompañado de un paisaje que estaba todo verde, sugería relajarse, por lo que el trayecto lo hicimos muy despacio, había poco tráfico y esto ayudaba.

Llegamos a Plasencia sobre las ocho y media de la tarde y buscamos un lugar donde pernoctar, al final aparcamos frente a la estación de autobuses en un aparcamiento que por su aspecto era nuevo e incluso no estaba visible en los mapas de (Google Maps), en la calle Avenida de la Vera, pegado al río Jerte.


Aparcamiento en Plasencia

Dejamos la autocaravana y nos dirigimos a la Plaza Mayor unos 10 minutos, la hora que era estaba todo cerrado por lo que nos tuvimos que conformar con la visita exterior de la antigua y la nueva Catedral eso sí, toda iluminada, regresamos a la Plaza Mayor donde cenamos en la terraza del (Café bar restaurante Español), allí pedimos unas copitas de rioja acompañado de unas tapas de queso de oveja, solomillo ibérico y las famosas tortas del Casar, luego regresamos al aparcamiento paseando, la noche era de lujo y apetecía el paseo, luego lo típico ducha, ver un poco la tv. y esperar que el cansancio te pida descansar hasta el día siguiente.


Catedral vieja (Plasencia)



Video

Lunes 20 de abril.  Por la mañana desayunamos en una cafetería cercana al aparcamiento y sobre las once de la mañana salimos dirección el Valle del Jerte, por la N-110, luego continuamos por la 
AV-941 hasta el cruce del Hostal Restaurante (Venta Rasquilla), lo conocíamos de viajes anteriores y queríamos almorzar allí su exquisito (Chuletón de Ávila), pasamos por el (Valle del Jerte) sin ver una sola flor, ya no era la época, pero aun así fue bonito pasar por el Valle, a pesar de que algunos tramos que estaban en obras, bueno como siempre que no se va con prisas todo te gusta, paramos en la población del Jerte y compramos en unas de sus tiendas productos locales para regalos y para consumo propio.


Chuletón de Ávila (Venta Rasquilla)

Llegamos a la Venta Rasquilla sobre dos y media de la tarde, pasamos por unas zonas preciosas que nos permitieron ver una parte de la (Sierra de Gredos). Una vez en la Venta, entre otras viandas y una jarra de vino del lugar, nos pedimos nuestro Chuletón de Ávila. Terminado el almuerzo en el mismo aparcamiento reposamos y descansamos hasta las siete de la tarde, luego continuamos por la N-502, unos 50 km. hasta Ávila, lugar de pernocta, la carretera poco transitada y salpicada de bonitos paisajes, todo estaba muy verde y yo que no circulaba a más de 60 kh. era todo un placer.
Paisajes espectaculares
Ávila no la conocíamos ni Nieves ni yo, fue precioso y acercarse a la (Ciudad Amurallada Ávila), nos acercábamos a la ciudad por la N-110 y era todo un espectáculo, a la caída de la tarde con un día despejado, iluminaba a la ciudad de una forma especial y quedamos prendados.


Llegando a Ávila (Espectacular)

Atravesamos el puente por la Av. de Madrid y siguiendo las instrucciones del (Gps). seguimos hasta una rotonda grande, giramos a la izquierda y justo en frente teníamos un aparcamiento enorme, nos dirigimos a él, era tan grande que te costaba elegir donde colocarte, estaba casi vacío, solo unas cuantas autocaravanas al fondo, cuatro o cinco, no recuerdo bien y algunos autocares, este aparcamiento esta junto al cuartel de la Policía Local y a la espalda del (Centro de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte).


Aparcamiento en Ávila

Como era natural aparcamos la autocaravana mirando hacia las murallas, era tarde por lo que decidimos parar, darnos una ducha y preparar la cena, yo mientras, consultaba los datos necesarios para visitar Ávila al día siguiente, al poco rato se hizo de noche por lo que el espectáculo de las murallas iluminadas era de postal. Cenamos con unas vistas preciosas, nunca olvidaremos la ciudad de Ávila, de las visitadas en este viaje fue la que más nos impacto a ambos.


Preciosas las Murallas de Ávila iluminadas

Martes 21 de abril.  El tiempo sigue siendo bueno, algo fresco por la mañana pero seguimos sin una nube en el cielo y a medio día te sobra ropa, nos informamos, que desde el mismo aparcamiento sale un autobús de línea que por un euro te lleva hasta el centro de la ciudad, sobre las 10 de la mañana estábamos montados en él, dispuestos a disfrutar de los encantos de esta bonita ciudad, este nos dejo en el centro y buscamos un lugar donde desayunar en la Plaza de Sta. Teresa de Jesús, en una de su cafetería probamos las famosas (Yemas de Santa Teresa).


Plaza de Santa Teresa de Jesús (Ávila)
Luego antes de patearnos la ciudad, decidimos contratar un paseo en (Tuk-Tuk), en el cual recorrimos los lugares más emblemáticos de la ciudad y también un paseo por sus murallas, la duración aproximada fueron 35 minutos y el precio por persona cinco euros, terminado el paseo y de nuevo en el centro de la ciudad, nos dirigimos a la Catedral.

Paseo en Tuk-Tuk (Ávila)
Entramos en la (Catedral de Ávila), pagamos cinco euros la entrada por persona, esta lleva incluida la (audioguía gratuita), gracias a esta audioguía pudimos conocer la historia y disfrutar de forma pausada, muy didáctica y divertida de cada uno de los encantos de esta Catedral.
Catedral de Ávila
Acabamos la visita pasada las dos y media de la tarde, así que buscamos donde almorzar, después de mirar en varios de los restaurantes del centro nos decidimos por el (Siglodoce), este ofrecía un (Menú Degustación Abulense), para compartir dos personas por 38 euros, que fue el que pedimos, este tiene varios entrantes tradicionales y un chuletón de Ávila de 700 gramos, más el pan, una botella  de vino joven y postre, el lugar es encantador y el servicio muy bueno.
Chuletón de Ávila en el restaurante Siglodoce (Ávila) 
Terminado el almuerzo tomamos un cafecito y luego seguimos visitando el centro, visitamos entre otros monumentos el (Convento de Santa Teresa), como siempre sacando fotos de recuerdo, continuamos nuestro recorrido según el mapa de la ciudad, visitando los distintos monumentos, al final acabamos cerca de las (Puertas de las Carnicerías), allí hay un centro de información donde puedes comprar la entrada, cinco euros y también da acceso a las murallas. 
Convento de Santa Teresa de Jesús (Ávila)
Entramos y compramos las entradas, subimos a las (Murallas de Ávila), el recorrido fue de un kilómetro y medio más o menos de espectaculares vistas, las Murallas las mejores conservadas de España, por poner algunos datos, el paseante encuentra en su recorrido aproximadamente 2.500 almenas, 88 torres, seis puertas, tres portillos amen de un ábside catedralicio y una singular espadaña, en el recorrido vas provisto de una audioguia con sensores,  estos se activan según pasas y escuchas de forma muy didáctica la información de la zona por la que pasas.


Murallas de Ávila

Entregamos las audioguias al salir por la Puerta de San Segundo o Adajas, desde allí continuamos paseando por la Av. de Madrid hasta llegar al  Centro de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte, luego nos sentamos en la terraza de su cafetería y tomamos unos cafés, disfrutando de las espectaculares vistas de las murallas.

Casi oscurecía cuando regresamos a nuestra Ac. esta estaba justo al lado en el aparcamiento, casi agotados, pues el día había sido intenso, nos pusimos cómodos nos duchamos y preparamos la cena, después de cenar vimos un poco la tv y preparamos con el Gps. y los datos de los que disponíamos la siguiente jornada.


 Vistas desde la cafetería del Centro de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte (Ávila)
Miércoles 22 de abril.  Desayunamos en la cafetería del Centro de Exposiciones y nos marchamos dirección (Segovia), el día amaneció algo fresco pero seguía sin una nube en el cielo, según nos alejábamos de Ávila la añoranza se hacía notar en ambos, aun más, cuando veíamos alejarse esta bonita población creándose unas panorámicas de verdaderas postales. 


Alejándonos de Ávila
Siempre circulando por la N-110 unos 70 km., la carretera estaba poco frecuentada y un verdor espectacular hasta llegar a Segovia, decidimos aparcar nuestra Ac. en el (Área de autocaravanas de Segovia) que esta población tiene junto a la Plaza de Toros, con los servicios de agua y descarga de aguas negras y grises "Es gratuita", suficiente, y un paseo hasta el Centro o (Acueducto de Segovia), sobre unos quince minutos.
El área dispone de 15 plazas, cuando llegamos estaban muchas vacías por lo que no tuvimos problemas, aparcamos y nos marchamos dando un paseo hasta el Centro, dirigido por nuestro Gps,
que afortunadamente nos llevaba en la misma dirección al Acueducto,  de forma que podíamos disfrutarlo desde la parte menos elevada, hasta llegar a su parte más importante y turística, durante el paseo sacamos infinidad de fotos de recuerdo.


Área de autocaravanas (Segovia)
Una vez que llegamos al Acueducto nos acercamos a la oficina de turismo que existe en el lugar, allí pedimos información sobre la ciudad y los lugares a visitar, amén de donde almorzar, aunque esto lo teníamos decidido de antemano, pues pocos años antes visitamos Segovia con la familia, almorzando en el (Restaurante Casa Duque), situado en la calle Cervantes nº 12, del cual guardábamos buenos recuerdos.


De camino al Acueducto (Segovia)
Después de la visita obligada al Acueducto y sus alrededores y sacar muchas fotografías, llego la hora del almuerzo, como digo, nos acercamos a Casa Duque, y entramos para almorzar, al fondo del salón había un rincón muy acogedor y en ese lugar nos acomodaron los camareros, estos nos atendieron de forma muy exquisita.


Acueducto de Segovia
Nos dejamos aconsejar y pedimos el (Menú Gastronómico), para que lo voy a explicar, mirar a través del enlace, solo decir que nos costó trabajo acabar con él, estaba todo exquisito y el precio nos pareció bueno.
Acabábamos  el almuerzo, estábamos en los postres cuando se acerco la (Dña. María Luisa Duque Pascual) dueña del restaurante y nos preguntó, que de donde éramos?, de Ceuta!, entonces esta simpática señora charlo durante un buen rato con nosotros, ella tenía muy buenos amigos en nuestra ciudad y nos dijo que conocía Ceuta por haberla visitado en varias ocasiones, nos hicimos fotos de recuerdo, tomamos un café y mientras charlábamos con ella nos invito a una copa, fue un rato agradable, pues la Sra. María Luisa es muy simpática.


Junto a  Dña. María Luisa Duque Pascual
Terminado el almuerzo nos despedimos de Dña. María y nos marchamos a la Plaza Mayor, para visitar la (Catedral de Segovia), preciosa por fuera, pero nos decepciono un poco en su interior, sacamos las entradas, tres euros por persona y pasamos a visitarla, lo primero que te dicen es que está prohibido sacar fotos y vídeos, esto nos decepciono un poco y nos desmotivo, siempre nos gusta tener alguna fotografía de los lugares en los que estamos, pero no quedó otra que contemplar sus diferentes Capillas, su Claustro y su altar Mayor y reprimirnos sin sacar las fotos correspondientes.

Catedral de Segovia

Acabada la visita a la Catedral y siguiendo la ruta marcada en el mapa por la señorita de la oficina  de turismo, nos dirigimos al (Alcázar de Segovia), este está situado en la Plaza de la Reina Victoria Eugenia, en un lugar precioso desde donde por estar en una zona alta se contemplan unas vistas espectaculares, todo esto acompañado de la bellísima fachada del Alcázar, (Antigua Fortaleza de los Reyes de Castilla y Real Colegio de Artillería).


La bellísima fachada del Alcázar (Segovia)

Justo en frente en la Casa de la Química está habilitada la oficina en la cual puedes comprar la  entrada para visitar el Alcázar, así lo hicimos y pasamos al interior, aquí si podíamos sacar fotografías, lo cual fue un alivio, visitamos las distintas dependencias, entre otros, su Patio de Armas, Patio del Reloj, Terraza del Pozo desde donde sacamos unas fotos magnificas del entorno, entramo en el Museo del Real Colegio de Artillería, etc., sacando infinidad de fotos de recuerdo.

Acabada la visita del Alcázar regresamos a la Plaza Mayor, allí con la espectacular vista de la fachada de la Catedral, nos sentamos en la terraza de una de las muchas cafeterías que allí están situadas y tomamos un café, Nieves, aprovechando que en la calle de al lado había una peluquería, decidió darse un retoque y que la peinaran, yo mientras pedí una copa para hacer tiempo mientras ella regresaba.


Alcázar de Segovia

Una vez que regreso Nieves, el día estaba dando a su fin, estábamos cansados, por lo que decidimos coger un taxi en la parada que existe en la misma Plaza, este no llevó al área de autocaravanas y allí estaba esperándonos nuestra Ac. (Casita con ruedas), que alivio y descanso después de un día tan agitado.

Luego lo habitual ducha, preparar la cena, ver un poco de tv. y preparar la siguiente jornada, que en esta ocasión como estábamos cerca de Madrid, lo aprovechamos para visitar a nuestros amigos Toni y Amparo en Villanueva de la Cañada.


Video

Jueves 23 de abril. Después del desayuno abandonábamos Segovia y nos dirigimos a (Villanueva de la Cañada), unos 80 km. por la AP-61, enlazando con la AP-6 y la M-600, llegamos sobre la una del medio día a la casa de nuestros amigos Toni y Amparo, hacia la friolera de 18 años que no nos veíamos, por lo que el recibimiento y la alegría fue mutua.


En Villanueva de la Cañada, con nuestros amigos Toni y Amparo

Ellos tienen un chalet precioso, aparcamos en la puerta y como es natural le enseñamos todos los detalles de nuestra casita con ruedas, luego pasamos a la casa donde fuimos invitados a una cervezas y unos tentempiés en el jardín, charlamos un buen rato recordando tiempos pasados y hablando de nuestros hijos entre otros temas.

Llego la hora del almuerzo y nos fuimos todos en la autocaravana, ellos tenían curiosidad por pasear en ella, aparcamos cerca de un restaurante que ellos suelen frecuentar y en el que se come muy bien, el nombre no lo recuerdo, entre otras cosas porque nos invitaron y no me quede con la factura, como suelo hacer, para poder recordar los lugares donde vamos.

Pidieron unos entrantes y un arroz caldoso acompañado de una botella de vino de rioja, tomamos postre, café y nos chupitos, la comida estuvo genial, el arroz muy bueno, ya nos lo decían nuestros amigos que en ese restaurante se comía muy bien y así fue, lastima no recordar el nombre.

Luego nos fuimos a un Pubs o bar de copas que estaba cerca, allí estuvimos terminando la tarde entre charlas y recuerdos de años pasados, juramentándonos, que no dejaríamos pasar tanto tiempo sin dejar de vernos, yo fui más comedido y no tome más copas ya que tenía que conducir, porque nuestra intención era regresar de nuevo a Segovia, allí pasar la noche en su área de autocaravanas y partir por la mañana a nuestro siguiente destino.


Brindamos por el encuentro

Cuando nos despedimos eran cerca de las nueve de la tarde, pronto oscurecería y nos quedaba un buen trecho hasta Segovia, desde la salida de Villanueva de la Cañada por la M-600 ya notábamos que el tráfico era considerable, más aun cuando enlazamos con la AP-6 que se volvió intenso, por lo que había que circular con precaución.

Una vez que enlazamos con la AP-61 se relajo un poco el tráfico,  llegamos al área de autocaravanas de Segovia sobre las diez y media de la noche, el área estaba tranquila y había plazas libres por lo que no tuvimos problemas, aparcamos la Ac., nos pusimos cómodos, nos duchamos, cenamos y nos quedamos viendo la tv.

Mientras, yo colgaba algunas fotos y comentarios en el Facebook para amigos y familiares, más que nada para que supieran que estábamos bien, también por el Wassapp estuve hablando con mi amigo José Carlos (Ceuta 69 Usuario del foro de  ACpasión), y él, como buen conocedor de la zona debido a sus muchos viajes en autocaravana, me aconsejó visitar algunos pueblos cercanos, entre otros Sepúlveda y Peñafiel.

Viernes 24 de abril. Seguimos con buen tiempo, después del desayuno partimos dirección (Sepúlveda), salimos por la N-110 hasta llegar al cruce con la SG-P 2322, allí cambiamos a esta carretera. Todo el camino fue muy tranquilo con apenas tráfico, esto nos permitía ir a una velocidad entre 50 y 60 kh. y dábamos paso a los pocos turismos que iban en nuestra misma dirección.

El paisaje todo con un verdor espectacular por la época en la que estábamos, amenizaba nuestra ruta, la hizo especialmente bonita y corta al mismo tiempo, pues apenas transitamos unos 60 km. hasta llegar a Sepúlveda, deseábamos seguir contemplando esos bonitos paisajes por más tiempo.


Carreteras muy pocos transitadas, disfrutando de los paisajes

Cerca de nuestro destino, paramos en un mirador, desde este, se divisaba con todo su esplendor esta bonita población, nos bajamos y sacamos fotos de recuerdo con el pueblo como fondo, luego continuamos hacia él, dirigiéndonos hasta un aparcamiento situado a la entrada, en la calle el Postiguillo, el cual teníamos controlado a través del (Google Maps), un aparcamiento de grandes dimensiones aunque con un poco de inclinación.


En el mirador, Sepúlveda al fondo

Dejamos allí nuestra Ac. y nos marchamos buscando como referencia la Plaza Mayor del pueblo, una vez allí, vimos cantidad de restaurantes, lo que daba a entender que era un pueblo muy turístico, todos estos restaurantes ofertaban como plato especial de la zona el (Cordero Asado en horno de leña), como teníamos algo de tiempo antes de almorzar, estuvimos paseando por los alrededores y calles colindantes a esta plaza, haciendo las fotos de rigor y contemplando este bonito pueblo de Sepúlveda.


Plaza Mayor de Sepúlveda

Llego la hora del almuerzo y el elegido fue (Casa Paulino), este anunciaba como plato del día, el (Cocido completo), llevábamos tres días comiendo chuletones y cochinillo, por lo que queríamos descansar de carne y pasamos a probar el cocido completo entre otras viandas, estaba todo exquisito en especial el cocido, almorzamos muy bien y además bastante económico.


El Cocido espectacular

Terminado el almuerzo, decidimos seguir visitando el pueblo, en primer lugar pasamos a visitar el (Museo del  los Fueros), pequeño pero muy interesante, donde se muestra el patrimonio histórico, artístico, arqueológico y documental más significativo de la Villa.


Museo de los Fueros (Sepúlveda)

Continuamos paseando hasta el (Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel de Sepúlveda), el edificio consta de tres plantas, donde se refleja cómo era la vida de la cárcel de la Villa de Sepúlveda de los últimos dos siglos, podemos ver las celdas de hombres, mujeres, calabozos, los baños, los cuartos de los guardias y la administración, además de una representación de imágenes proyectadas dentro de las celdas, con imágenes de presos de la época, curioso de visitar.




Antigua Cárcel de Sepúlveda

Seguimos con nuestra visita a la Villa y nos dirigimos a la (Iglesia Ntra. Sra. La Virgen de la Peña), entramos, mostramos nuestro respeto y sacamos algunas fotografías de recuerdo, esta  iglesia tiene la singularidad de que está situada en una de (Las Hoces del Rio Duratón), en un paisaje de singular belleza y justo detrás de la Iglesia tiene un mirador donde se puede disfrutar de las primeras Hoces del Rio Duratón.

Desde el mirador, una parte de las Hoces del Rio Duratón

Sobre las ocho de la tarde salimos de este bonito pueblo, que siempre quedará en nuestros recuerdos, dirección (Peñafiel), por la SG-241 y enlaza con la VA-241 unos 55 km. de un recorrido precioso, acompañado del buen tiempo y del cambio de colorido por la caída de la tarde, fue especialmente bonito, como siempre al no haber prácticamente nada de tráfico, nuestro andar era lento para disfrutar de cada trocito de paisaje que poco a poco iba apareciendo.

Llegamos a Peñafiel y lo primero que hicimos fue acercarnos a una estación de servicio, necesitábamos echar gasoil, llenar el depósito de agua limpia y vaciar las grises y negras, el azar no llevo a la gasolinera de Repsol (Discarpe), la recordamos porque fueron especialmente amables. Terminado el avituallamiento, preguntamos donde podíamos quedarnos a pasar la noche, nos indicaron que bajo el (Castillo de Peñafiel) hay aparcamientos grandes y tranquilos donde podíamos pernoctar sin problemas, le dimos las gracias al empleado y partimos para el aparcamiento.


Aparcamiento, al fondo el Castillo de Peñafiel

Llegamos a los aparcamientos, eran tres, nos acoplamos en el del centro, eran grandes aunque con un poco de inclinación, sin problemas me dije!!, saque los niveladores y coloque la autocaravana mirando hacia el Castillo, este estaba en todo lo alto del cerro dominándolo todo, un espectáculo para la vista, al poco tiempo oscureció y pudimos contemplarlo iluminado, otro espectáculo para la vista.

Cansados, porque al día le habíamos sacado un buen partido, nos pusimos cómodos, ducha, preparar la cena y recopilar los datos de la siguiente jornada, enviar fotos a los amigos por Facebook y WhatsApp, y por supuesto cenar con las cortinas abiertas disfrutando del entorno y su Castillo.


Espectaculares imágenes del Castillo al caer la noche
Sábado 25 de abril. Desayunamos en la Ac. y sobre las 10,30 estábamos aparcando en el parking que tiene habilitado el propio castillo para turismos y autocares, no es muy grande, por lo que hicimos bien en estar temprano, además a las 11 de la mañana comenzaba la primera de las citas guiadas del día.
Continuábamos con el buen tiempo, el cielo seguía sin nubes, entramos a la recepción de Castillo y pagamos la entrada, en la misma iba incluida la visita al (Museo Provincial del Vino), situado en la parte baja del Castillo, justo detrás de la recepción de visitantes.
Pasamos a visitarlo, mientras hacíamos tiempo para que comenzara la visita guiada al Castillo, en el Museo se muestran todas las excelencias de los vinos de la comarca de la Ribera del Duero, acercando al turista toda la historia y elaboración de los vinos del lugar, recreándose en la cultura del vino de la tierra.

Museo Provincial del Vino (Castillo de Peñafiel)
A las 11 dio comienzo la visita guiada, visitamos las dependencias con unas explicaciones muy didácticas e interesantes de la señorita que hacía de guía, el Catillo tiene forma de barco, lo apreciamos perfectamente cuando accedimos a su torre más alta.
El Castillo tiene forma de barco
Sacamos unas fotografías preciosas sobre el entorno, se apreciaba perfectamente como el Castillo ejercía su dominio e influencia sobre la zona, como el día era claro, la visión del valle era impresionante y abarcaba a kilómetros de distancia.
Vistas espectaculares desde su torre
Terminamos la visita, esta fue cercana a la hora, y en recepción preguntamos por un buen lugar para comer, algo especial de la zona, nos informaron sobre el (Mesón El Corralillo), no dieron el número de teléfono para hacer la reserva, para no tener problemas.
Desde el Castillo se domina todo el Valle
Hicimos la reserva pidiendo el plato típico del restaurante, (Lechazo al horno de leña tradicional), toda una exquisitez, como pudimos comprobar más tarde.
Bajamos del castillo y dejamos de nuevo la Ac. en el aparcamiento, salimos a pasear y nos dirigimos a la (Plaza del Coso de Peñafiel), estaba a dos minutos andando, esta Plaza de Toros que en la actualidad está en uso, es famosa por su forma rectangular, este recinto está construido por 48 edificios de dos y tres plantas en adobe, piedra y madera. en los que abundan los balcones decorados con hojas, flores o frutos, dichos balcones se convierten en Palcos con motivos de la celebraciones de las fiestas, tomando especial relevancia del 14 al 18 de agosto.
Plaza del Coso (Peñafiel)
Después de la visita obligada al Coso, continuamos hasta la (Iglesia Convento de San Pablo), donde disfrutamos de su magnífica fachada, y le sacamos fotos de recuerdo, lástima que llegamos a una hora en la que no se podía visitar, no hubiera gustado.
Muy cerca estaba el Mesón El Corralillo y era la hora del almuerzo, el apetito se hacía notar, por lo que nos acercamos, entramos y enseguida nos condujeron a la mesa reservada, el local es muy pintoresco, da la impresión que entras a una bodega subterránea pues para acceder al comedor tienes que bajar unas escaleras algo empinadas y el local es una bóveda.
Mesón El Corralillo (Peñafiel)
El ambiente era señorial, la atención al público magnifica, la especialidad es el Lechazo y no se complican la vida, es lo que saben hacer y bien, pedimos Lechazo para dos, una ensalada mixta completa, aceitunas y vino de Rivera del Duero marca de la casa, todo estaba exquisito en especial el Lechazo, para chuparse los dedos, postre especial de la casa y luego el cafecito correspondiente acompañado de un licor, detalle del restaurante.
Probamos el Lechazo del Mesón El Corralillo
El día anterior aunque almorzamos muy bien con el cocido en Sepúlveda, nos quedamos un poco mosqueados por no haber probado el Lechazo, así que cuando hemos  tenido la oportunidad hoy no lo pensamos lo más mínimo, y  la verdad quedamos muy satisfechos y a nuestro poco entender, este Lechazo estaba para tirar cohetes.
Rico, ricoooo....
Acabado el almuerzo, regresamos a nuestra Ac., descansamos un buen rato y a las cuatro y media de la tarde estábamos aparcados en las cercanías de las (Bodegas Protos), Peñafiel es un pueblo pequeño, por lo que las distancias son cortas.
Nuestra intención era visitar las bodegas, por la mañana habíamos contactado por teléfono con la misma y teníamos reserva para las cinco de la tarde, entramos a menos cuarto y se estaba formando el grupo de visitantes.
Éramos muchos, sería por ser sábado supongo, aunque esta bodega es de reconocimiento internacional  y mucho prestigio, hubo que formar dos grupos, cada uno con su guía, por fin dio comienzo la visita, que resultó ser muy interesante con una historia que data de 1927, consiguiendo sus vinos medalla de oro en 1929.
Visitando las Bodegas Protos
Son muchos los datos que se pueden decir aquí, pero no viene ahora al caso, como he puesto el enlace a su Web, cualquier consulta la podéis hacer a través de ella, solo decir que el año pasado visitamos la Rioja y como consecuencia unas pocas de bodegas, y esta Bodega de Protos es de las mejores que hemos visitado.
Acabamos la visita como es preceptivo con la degustación de sus vinos, y comprando algunas botellas en la tienda instalada en el mismo lugar de  la degustación.
Probando los vinos de Protos
Finalizada esta decidimos  continuar con nuestro viaje y marcharnos a Salamanca, la distancia no era corta 175 km. según nuestro Gps. y era algo tarde, pero Nieves me insistió en que quería ir, tenía ganas de carretera, yo como siempre estoy dispuesto porque me gusta mucho conducir, no le puse pegas.
Salimos por la N-122 dirección Valladolid, una vez allí pasamos por las afueras por la VA-30 enlazando con la A-62 y E-80 dirección Salamanca, estaba oscureciendo al llegar y todavía teníamos que buscar el parking que teníamos marcado en el Gps.
Cuando llegamos al (Parking de la Santísima Trinidad) que fue el elegido por quedar bastante céntrico,  ya era de noche, eso no nos gustó, siempre preferimos llegar temprano y hacer un reconocimiento del lugar, pero no quedaba otra, con algo de fortuna porque estaba lleno, aparcamos justo entre dos autocaravanas, apenas quedaba espacio para abrir la puerta que da acceso a la calle, pero con cuidado de no golpear al de al lado se podía salir.
Salí un momento reconocí el lugar, éramos una pocas de autocaravanas las que íbamos a pernoctar, así que me tranquilice y me relaje, saque mi cámara de fotos e hice unas pocas de recuerdo de ese momento de nuestra llegada a (Salamanca).
Aparcamiento en Salamanca
Al momento comenzó a llover, primera vez en todo el viaje y además con algo de intensidad, consulte a través del teléfono en la aplicación (El tiempo.es), el tiempo que tendríamos en Salamanca al día siguiente, las previsiones nos decían que habría algo de lluvia por la mañana.
Luego como viene siendo habitual, ducha, cena, consultar los datos de las visitas que queríamos hacer en la siguiente jornada, y mandar fotos a través del Facebook y WhatsApp a amigos y familiares, ver un poco de televisión tomando una copita de licor y a descansar.

Domingo 26 de abril. Estuvo lloviendo casi toda la noche, esto presagiaba que tendríamos un día marcado por la lluvia y nos dificultaría nuestra visita a la bonita ciudad de Salamanca.
Afortunadamente sobre las 10,30 se abrió un claro y decidimos salir dirección centro ciudad y (Plaza Mayor de Salamanca), donde se aglutinaban por cercanía el mayor número de Monumentos de esta Ciudad.
Camino del centro, desayunamos muy cerca del (Convento de San Esteban), luego pasmos a visitar su Iglesia, en esos momentos se celebraba una misa, hicimos unas fotos de recuerdo y continuamos con nuestro recorrido buscando la (Catedral de Salamanca).
Convento de San Esteban (Salamanca)
Una vez en la Catedral, antes de pasar a su interior para visitarla, en la (Plaza de Anaya), que está justo al lado, estaba un (Tren turístico), en su recorrido ofrecía visitar el centro de la ciudad, entonces decidimos montar en él, de este modo conoceríamos de forma más cómoda todo el centro.
Aunque seguía amenazando lluvia, de momento paro y se aclaró un poco, sobre las doce del medio día iniciamos la visita en tren, esta visita duro aproximadamente media hora, todo amenizado por el guía, que a través de la megafonía iba informando de la historia y vida de los lugares y monumentos que se observaban durante el recorrido.

Tren Turístico (Salamanca)
Finalizó el recorrido en el mismo lugar, por lo que de nuevo estábamos a las puertas de la Catedral, contemplamos su fachada principal buscando el famoso (Astronauta) hasta dar con él, le hicimos la foto de rigor y luego pasamos al interior.


Fachada de la Catedral de Salamanca
Sacamos las entradas correspondientes y alquilamos las audioguias, este monumento contiene dos Catedrales (La vieja  y  La nueva), el recorrido comienza en la nueva y ayudado por la audioguia vas informándote de forma muy didáctica de todo lo que vas viendo.
Cuando llevas un poco más de la mitad del recorrido este te lleva a una puerta que da acceso a la vieja, la visitas, y luego sales por otra puerta otra vez a la nueva, las dos Catedrales son muy bonitas, la vieja a nosotros nos encantó, por su historia y antigüedad, pero toda la información la podéis ver en los accesos que os pongo.

La Catedral nueva
La visita duró casi dos horas y fue muy interesante, terminada esta nos marchamos dirección Plaza Mayor, a pesar del mal tiempo pues seguíamos con amenaza de lluvia, había mucha gente, turistas como nosotros, buscando donde almorzar.


La Catedral vieja
Llegamos a la Plaza Mayor, estaba espectacular con un ambiente genial, paseamos por ella y sacamos fotos desde diferentes ángulos, luego buscamos un lugar donde comer, ya era bastante tarde y nos decidimos por el restaurante Abadia Plaza, allí nos pedimos unos platos combinados sin nada especial, luego tomamos el cafecito y continuamos con nuestra ruta marcada.


Plaza Mayor (Salamanca)
Nos dirigíamos a la (Universidad de Salamanca), queríamos ver en su fachada la rana de la suerte, andábamos de camino cuando cayó un buen chaparrón, este nos obligo a refugiarnos en una farmacia que nos pillaba de paso, terminado el chaparrón pudimos continuar hasta llegar, estaba algo concurrido,  todos buscábamos lo mismo en la fachada, la famosa rana sobe una cabeza de una calavera.
Cuenta la leyenda que el estudiante que vaya a estudiar a Salamanca y encuentre la rana en la fachada de la Universidad, tendrá suerte y aprobará los exámenes, sea cierto o no, cientos de turistas buscan cada día la rana y no es fácil de localizar, nosotros como los demás turistas también la encontramos con algo de ayuda claro, pues la tarea es algo difícil.
Hicimos fotos de recuerdo, luego en una tienda de regalos que estaba muy cerca compramos unas ranitas de la suerte para la familia.


Fachada de la Universidad de Salamanca (Buscamos la calavera y la rana)
Estábamos cansados por lo que decidimos regresar a nuestra casita con ruedas, consulte el Gps, del teléfono y estábamos a un km. del aparcamiento, decidimos continuar caminando y al poco tiempo estábamos descansando en la Ac. Nieves preparo unos cafecito y unas pastas y merendamos.


Regresábamos nuestra Ac. y sacamos esta preciosa fotografía con la Catedral como fondo
Eran sobre las siete y media de la tarde y Nieves me dijo que no quería pasar de nuevo la noche en Salamanca, que quedaban horas de luz y que le apetecía hacer unos km. con la Ac. y buscar otro lugar para pernoctar.
Consulte el Navegador,  estábamos a 105 km de Ávila, además por buenas carreteras la A-50, lo hablamos y decidimos marcharnos hacia allí, pensando en que dormiríamos de nuevo en ese magnífico aparcamiento, con las murallas iluminadas como fondo, era algo que nos atraía volver a vivir, de este modo iniciábamos el regreso a casa, e ir dando por terminado, para nosotros, este fantástico viaje.
A la salida de Salamanca en una gasolinera echamos gasóleo y cambiamos la bombona de Gas Propano, que como sabéis esta se utiliza para calentar el agua, calefacción y dar servicio a la nevera, también llenamos agua limpia y aprovechamos para vaciar las aguas grises y negras.
Esto nos entretuvo un poco, y nos hizo llegar a Ávila casi oscureciendo, pero como la carretera era muy buena y sabíamos el lugar de pernocta, no nos importó lo más mínimo, es más la velocidad de crucero no supero los 80 kh. así que disfrutamos de la caída de la tarde desde los grandes cristales panorámicos que tiene la cabina de nuestra Ac.
Una vez en Ávila y algo cansados, lo habitual ducha, cenar, mandar fotos y comentarios a amigos y familiares y planificar para el día siguiente el regreso, primero a Málaga y luego a Ceuta.
De vuelta a Ávila para pernoctar

Lunes 27 de abril. Después de desayunar de nuevo en la cafetería del (Centro de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte) en Ávila, nos dirigimos dirección Madrid, decidimos ir por carreteras menos transitadas por lo que elegimos ir por la CL-505 y M-505 hasta enlazar en Las Rozas con la A-6 y M-40, una vez en la M-40 decidimos coger hacia la carretera de Burgos, nuestra intención era visitar unos concesionarios de autocaravanas, de los cuales teníamos las coordenadas grabadas en favoritos de nuestro Navegador.
Con todo el tráfico que había y propiciado por el retraso que llevábamos, cuando llegamos a los concesionarios eran casi las dos de la tarde y estaban cerrando, por lo que decidimos comer en un restaurante cercano de estos de carretera donde se come regular, pedimos unos platos combinados nada reseñable, tomamos café y luego nos fuimos a descansar un poco a la Ac., dándonos tiempo, porque hasta las cuatro no habrían los concesionarios.


Hacemos tiempo hasta que abren los concesionarios de las autocaravanas

Como están muy cerca unos de otros, visitamos dos y compramos algunos artículos que nos hacían falta, luego emprendimos viaje por la M-50 dirección Córdoba, y el Navegador nos indico salir de Madrid por la R-4 y como había mucho tráfico decidimos hacerle caso y pagar el peaje.
Eran cerca de las siete de la tarde, estábamos muy cerca de la población de (Dosbarrios) y note algo raro en la dirección, al momento me di cuenta habíamos pinchado la rueda delantera derecha, como estábamos solos en la carretera en ese momento, me pude desplazar hacia la izquierda en una zona no asfaltada que no molestaba al tránsito de vehículos.


Primera incidencia en siete años
Me puse algo nervioso, algo raro en mi pues suelo controlarme bastante bien en situaciones complicadas, al momento me puse manos a la obra, saque mis señales de avería las coloque a la distancia más o menos correcta de la Ac. y llame a mi seguro para que viniera la asistencia en carretera.
Estaba algo más tranquilo, porque después de siete años con la Ac. sin ningún tipo de percance, aconsejados por nuestro amigo José Carlos Ruiz (Ceuta 69), decidimos comprar una rueda de repuestos, José Carlos fue tan amable, que incluso hizo la compra por nosotros en una de sus muchas salidas a la península.
Gracias a él este año estábamos preparados con algo más que un Kit de reparaciones para pinchazos, es lo que viene de fábrica en las autocaravanas.
Como estábamos cerca de Dosbarrios y además preparados con una rueda de repuestos el problema sería menor, efectivamente llego la grúa y enseguida nos cambiaron la rueda, los operarios nos indicaron un taller el Dosbarrios donde podíamos reparar la cubierta pinchada y hacia allí nos dirigimos.
Entre el pinchazo y la reparación perdimos como hora y media por lo que no nos causo mucho trastorno.


Reparando el pinchazo
Continuamos con nuestro regreso y se no hacia la noche, llegamos a la población de (Manzanares) y comenzamos a callejear por las afueras buscando algún aparcamiento, vimos uno de camiones que venía en la página de (AreasAc), (Página muy útil para localizar las áreas de autocaravanas), pero no quedamos convencidos y continuamos callejeando.
No muy lejos en un aparcamiento cercano vimos dos Ac. era pequeño pero había espacio para nosotros, entramos y le preguntamos a su ocupantes si iban a pasar la noche en el lugar, nos dijeron que sí, por lo que aparcamos junto a ellos.
Luego bajamos de la Ac. y los saludamos, eran dos parejas gallegas que habían alquilado las dos autocaravanas y estaban disfrutando como nosotros de un bonito viaje y además era su primera experiencia para ambos matrimonios.
Terminamos el saludo y nos fuimos a pasar la noche en nuestra Ac. la noche fue placentera, buena temperatura y sin ruidos, era una zona muy poco transitada.

Martes 28 de abril. Nuestros acompañantes gallegos a las ocho de la mañana ya partían para su siguiente destino,  nosotros seguíamos remolones sin querer levantarnos, el solo pensar que el levantarnos era para emprender el regreso ya nos condicionaba.


Lugar de pernocta en Manzanares
Sobre las diez de la mañana estábamos en carretera, buscábamos una cafetería de alguna estación de servicio para dar cumplida cuenta del desayuno.
Terminado el desayuno continuamos dirección Málaga, pasado Jaén y antes de llegar a Granada decidimos parar en un restaurante, el elegido fue el (Hotel Bar Restaurante La Nava), era un restaurante que no conocíamos, teníamos interés en parar porque hemos pasado muchas veces por el lugar en distintos viajes, nunca habíamos parado a comer en ese restaurante, por lo que decidimos que era la hora de probar.
No tuvimos suerte, es un sitio de paso y de mucho trasiego de camiones, creíamos que se comería mejor, quedamos un tanto decepcionado pero las cosas son así, cuando vas de viaje uno  no se planteas buscar a las afuera de la carretera un restaurante en algún pueblo pequeño para comer, seguro que se comerá mejor.


Restaurante La Nava (Regular tirando a mal)
Luego continuamos dirección Málaga y pasado (Loja) paramos en una estación de servicio, aparcamos y nos preparamos un cafecito, ahora que tenemos el Generador es comodísimo, le das al botoncito y enseguida tienes 220w en toda la autocaravana, y preparas el café en un plis-plas.
Llegamos a Málaga sin novedad, aparcamos la Ac. en la calle Spengler donde vive la familia y estuvimos con ellos hasta después de cenar, luego decidimos quedarnos a dormir en el mismo lugar donde teníamos aparcada la Ac. echamos de menos el silencio de los lugares donde habíamos pernoctado durante nuestro viaje, sobre todo a las dos de la madrugada que paso el camión de la basura.
De regreso en Málaga (Heladería Gelu), Calle Spengler

Miércoles 29 de abril. Fin de nuestro viaje, recogimos a la abuela sobre las 12 de la mañana, luego marcamos dirección Algeciras para coger el barco de regreso a Ceuta, era la hora del almuerzo y cómo íbamos a coger el barco de las 17 horas nos daba tiempo a comer, así que nos acercamos a la (Venta los Cortijillos) en los Barrios, allí dimos cuenta de un magnífico arroz, marca de la casa!!!, para dar como finalizado este magnifico viaje.


Para finalizar este magnifico viaje un arroz en la Venta Los Cortijillos en (Los Barrios), Algeciras
Regresamos en el barco de Acciona Transmediterránea  a las 17 horas sin novedad hasta la casa, y sin más este relato ha acabado.
En la bodega del barco dirección Ceuta
Para terminar quiero decirles a mis seguidores, que este viaje de 2015 lo he sacado con mucho trabajo aunque un poco tarde, pero las circunstancias personales y  laborares me han condicionado mucho, me era difícil encontrar un poco tiempo disponible y también motivación para escribir este relato y poder darle forma en la Blog, espero que os guste. 



Video
Hasta el próximo viaje y que sea pronto!!!






5 comentarios:

  1. Francisco, gracias por compartir tu viaje; me sirvio mucho para preparar el primero de mi vida.

    ResponderEliminar
  2. De nada Luis, me alegra que te haya servido, un saludo desde Ceuta...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Tenéis una bonita caravana. Nosotros no tenemos esa suerte pero siempre optamos por alquiler para vacaciones de pisos o casas en nuestras viajes. Con niños es más cómodo.

    ResponderEliminar